jueves, 21 de octubre de 2010

Pájaro sin primavera

Tu vienes de un latido extraño
como de una lengua extranjera
tu vienes a este sereno hombre
que no dispone de nido para ti
ni tiene paciencia para cantarte
a la salida del sol.


Tú vienes hasta aquí
con puntuales alas de corcho
y traes en tu vuelo
un año más de cifras inexactas
que caen dobladas del tierno
calendario azul de las estaciones.


Y aunque no sea aún primavera
y tú confundida te quedes
como siempre acurrucada junto a mí.
Pájaro sin primavera.

2 comentarios:

Manolo Jiménez dijo...

Dices no tener paciencia para cantarla, ¿qué acabas de hacer maravillosamente?

Abrazos.

tomas rivero dijo...

Acabo de crear un traspiés entre dos estrellas, que dijera el peruano Vallejo. Ese bucle, o también paradoja, que hace que la belleza se nombre a sí misma, si yo la señalo. Y si tú la ves, amigo Manolo.