miércoles, 30 de octubre de 2013

Han llegado las lluvias

1

Han llegado las lluvias
y cedo
algo melancólico
a la vida
me doy a ella
dejo con la llegada
del agua
que tu recuerdo me moje

y lloro.

2

Han llegado las lluvias
vuelve por el horizonte espectacular
la nariz húmeda del agua.
Afuera han puesto un universo de gotas
que brillan rebotando

y me alejo
con esa vieja y cansina pesadumbre.

Con esa perfecta prontitud
donde la piel se abotona
allí dejo de amarte
tomo un camino nuevo
y levanto la brevedad.

Ahora un tiempo blanco y azul
con el cuello del gabán subido
pensando equivocado
que hoy aún no te encontré.

3

Y llueve
como de un tiempo a esta parte
como de un lugar
al que nunca llegaré.

Lou Red: Un blues

Ya son las doce. No pienso decir nada de este señor.
Pero me parecía un gran tipo. Muy buen tipo.

viernes, 25 de octubre de 2013

Padre

Piedra en la que te esculpí
cuando la noche devastó sus bosques..
-Paul Celan-

Lavé la tumba de mi padre con agua de lluvia
lavé su recuerdo con una lágrima ligera y no dos
limpié mi pasado con su memoria un instante
y todo se tranquilizó
en el bosque próximo
donde una piedra gritaba su nombre
a mi paso.


miércoles, 23 de octubre de 2013

No tengo pasado

No tengo pasado.
Lo perdí embistiendo el presente.
Memorando las veces
que caí derrotado.
Qué suerte tuve recordando
el olor de tu sexo
grabándose lento en mi lengua.
Eras un paladar denso
alargándose hasta mi pobre memoria
de poeta roto
que olvida los perfumes.

¿Para qué señalas el norte
abriéndote lenta,
como la morada flor de tu sexo?

lunes, 21 de octubre de 2013

Sollozo

Hoy, después de comer
he permanecido reflexionando
durante 25 minutos con la cara
entre las manos.
Mi reflexión parecía un sollozo.
¿Por qué sollozo me preguntaba?
¿Acaso no te gusta reflexionar?

Big Mama & Victor Uris

Son las doce y treinta. El tren siempre llega.
No me quiero, nadie me quiere. Eso dice ella.
Él es de Palma de Mallorca. Ella catalana.
En catalán también se tienen los azules.
¡Ah!, ya los escuchamos hace un par de años
en este tren. 

domingo, 20 de octubre de 2013

Socialismo o Barbarie: Rosa Luxemburgo

Ando con mi literatura
al borde de mis nervios
y sudo un acantilado
de sueldos y salarios.




La otra danza

Con este cuerpo mío que se aleja
o se pierde en la distancia de los días
también soy capaz de amarte
rodearme de ti
dar nudo a nuestras vidas
poner a disposición de sus formas
las clavijas que afinan nuestros besos
mortales porque fueron gestados
para sonar en ti en mí
durante las otras noches.
Y me abracé a ti como una cicatriz
abraza el paraíso
pues el recuerdo me dice
que la tierra sobre la que te amé
huele a sexo y a manzanas
a noches de sedas frías
atándonos.



viernes, 18 de octubre de 2013

Escoria

Cada noche hay un ardid
algo urdiéndose
que va encendiendo el fuego
de todas nuestras almas
algo que luego se alimenta
de esas cenizas que dejan
las emociones abrasadas.
Aventadas las pavesas
de esta gran hoguera
su abono de miedos
tan sólo quedan los restos
de seres humanos calcinados
que por la noche salen a compartir
su mirada fría
de escorias apagadas.



martes, 15 de octubre de 2013

TIENES QUE DECIDIR

BUENOS DÍAS. LLUEVE SOBRA LA CIUDAD. TIENES QUE DECIDIR.
EL DÍA AMANECIÓ GRIS. TIENES QUE DECIDIR QUIEN PREFIERES
QUE TE MATE, SI TU GOBIERNO O UN COMANDO TERRORISTA.

Tomo café y me pongo un blues: Funky, Cannet Heat: Montreal
1973. Buenos tiempos para la lírica. Leíamos poemas de Bertolt
BrechtAl año siguiente me afilié al PTE, una organización maoista.

lunes, 14 de octubre de 2013

La arena blanca

Allí donde el cielo
tenía paladar
ternura blanda
casi una risa eufórica

se fue despojando
de su piel
a la luz
como la arena blanca
donde la playa
era

nos buscaron
pero no supieron
los seres humanos
entre tantas huellas
de sudor y sal
rastrear
nuestro beso.



Blues: Dave Brubeck

Buenas noches blues. Ahora que las doce ya no son. Y ella quiere ser
en mí por mí para mí. Ahora que suena a intimidad la oscuridad y 
nos llega la luz de las farolas encendidas en una noche lluviosa.
Buenas noches blues. Buenas noches mujer mi mujer mi amor.

domingo, 13 de octubre de 2013

Silencio

Qué importantes debieron ser los miércoles
que tú quisiste amarme, pensé
y te miraba a los ojos en silencio.
El gris es un azul que no se estuvo quieto,
dijiste, mientras mirabas
las carpetas donde guardaba
papeles, notas, 
y algún poema vacío de recuerdos.
Ojeabas libros de cualquier estantería,
tocabas un objeto,
movías las cosas de su sitio,
a ratos me mirabas buscando una prueba,
confirmar, tal vez, mi silencio.
Mientras, en el papel yo iba escribiendo:
qué importantes
debieron ser los miércoles
que tú quisiste amarme,
ahora que los poemas se cubren
de un polvo negro como la noche.



jueves, 10 de octubre de 2013

Un infundado

Empecé a sentir cansancio
y escribí poemas rápidos
que sólo duraban media solución.
Yo quería ser breve
recuperarme
descansar
convalecer.

Era la mejor medicina
para el lector.
Mi salvación.

Empecé a sentir cansancio
sometido a la lectura de mis poemas
por lectores perezosos
que sólo aportaban media solución
o un ¡¡venga!!

Fue la mejor medicina
para mi escritor.
Ellos al fin consiguieron hacer de mí
un infundado.


El éxito

A propósito de las enmiendas y las encomiendas
sometiéndose a esa plausibilidad
de las cosas que necesita un poeta
-¿su poema?-
y también de los enseres:
de los enseres
¡cómo no, de los enseres,
¡leches!
el éxito,
apártense
¡¡que llega!!

martes, 8 de octubre de 2013

lunes, 7 de octubre de 2013

Miguel & Maruja, o las alas malvas de una mariposa

Vengo de la huerta con un puñado de palabras en el paisaje de la lengua. Huerta, agua, bosque, vientre, peces, noche y cintura. Quisiera hacer un poema. Pero no tengo por aquí cerca ni a Miguel Hernández que era hortelano, ni a Maruja Mallo que era su amante pintora, para tomarme unas copas con ellos. Consensuar con ellos su ausencia:

Tu cintura de agua
se llena de bosques
como la huerta de abril se llena
de hierbas aromáticas.
Hay un óleo de tintas negras
y cristales rotos
en la mirada de los ciegos:
tocar tu vientre es nadar bajo el agua
con los ojos abiertos
y ver peces despeinando la noche
las alas malvas de una mariposa
libando la luz.



Te amo

No suelo poner vídeos en este blog, salvo blues, salvo
excepciones. Pero ella me envía hoy este corto,
para decirme TE AMO.
Está bien este corto. Me gustó. La vida, los espacios,
las proyecciones. Las carencias. La libertad como
siempre. La del otro, que es la tuya.

http://vimeo.com/25803177

jueves, 3 de octubre de 2013

JANIS JOPLIN. Parece que fue ayer y ya han pasado 43 años. Cuarenta y tres años mañana día 4 de octubre

Yo también necesito una mano que llevarme al rostro.
Un guante para el tacto que soliviante
el poro del por qué
esa pregunta que anda rondándome
hace tiempo
de la que se alimenta el resto de mi carne.

Mi higado de esponja empapado en olvido,
el corazón apretado en esta caja de cofre
que froté bajo el agua de lluvias y tormentas.
Este pechito blanco de enormes mostachones
estas rodillas tensas de pasos inciertos
errantes pies de siempre por calles y ventanas
y alguna que otra pérgola.

Yo también necesito un hombro nuevo
un altar de flores
un masaje de aceites y jazmines
un manojo de hierbas y provisiones
un vereda incierta que me lleve siempre
al sur.
Yo también necesito una casa
soleada de lunes de martes y de luz
y un resto de semana
de siempre que tu vengas.

Tu tribu se fue yendo, Janis
y los demás nos quedamos de traidores
contemplando tu ausencia.

miércoles, 2 de octubre de 2013

Cuando interrumpa lívido

A JosepMª, Vinebre, Tarragona, que no lo entendió,
allá por agosto de 2012. Hubo que esperar un año.
La espera. Por ejemplo, después de este tiempo
yo también tengo piel de toro: La Pell de Brau (S.Espriu)
En el 69 cuando leí por primera vez a Salvador Espriu,
también. Hoy con calvas en mi toro, huelo a lobo.
A mi lobo fiel.

  
Cuando interrumpa lívido
o perdido,
cuando sea la causa que a ti
te mueve a querer a otros,
cuando mi espanto no tenga límites
y vea cómo te pierdo,
cómo te alejas de mi vida
poco imitable o a tener en cuenta,
cuando eso, que parece parvo, suceda
déjame suicida, poco hecho para la vida,
tan sólo un caso aislado,
lo que te sucedió de manera irremediable
y que ahora puedes corregir
conociendo caras nuevas, seres
que otro pánico arrojen a tus pies,
otros que vengan diversos
a dejarte el don de la palabra,
y que yo sea en todo eso un puro trámite.


martes, 1 de octubre de 2013

Blues / Oscar Peterson

Ya son las doce, aunque falten casi dos horas.
Dinamarca 1964. Yo buscaba nidos en las encinas.
Aquellos eran garitos, calor, humo y recogimiento.
Güisqui y cerveza. Escenario y poesía. Noche y blues.