martes, 3 de mayo de 2011

La feria del libro

Soy el hombre que lucha, adora, muerde
y salva el más acá. Niega la muerte.
-Gabriel Celaya-


Que se vean los defectos que se vean los defectos
dijo el perfeccionista que había dicho el mediocre
incapaz de suicidarse cortarse el cuello o los huevos
sacarse la sangre de las venas quitarse la vida
o de en medio no me jodas dijo el perfeccionista
estos tipos son todos una panda de cobardes
con lo fácil que es hacer las cosas bien no me jodas.
Tú coge el libro pero a mí déjame la navaja
exclamó el mediocre. Cago sus muertos.

























4 comentarios:

Hostal mi loli dijo...

Que bueno eres tío,y que canción de Led Zeppelin,me encanta ,me has tocado la fibra sensible.Besos.

tomas rivero dijo...

Regular. Vamos a dejarlo en regular que así siempre tendremos ocasión de mejorar.
Un beso.

Lucía Robles dijo...

Pues eso, que la imperfección es la cima. La perfección no existe.

Besos.

tomas rivero dijo...

No, no existe. La imperfección es perfecta para borrar lo escrito y comenzar otro poema. Como la carne, como la carne, borrándose lenta en la memoria de un aguamarina.

Beso.