sábado, 20 de agosto de 2011

Órdinas (16)

Vuelve la paloma de la paz con las alas manchadas
de sangre y una factura del tinte en el pico.
Aquél que la pague, será un reformista.
Aquél que limpie sus alas un hipócrita.
El que llore ante todo esto,
con su dolor balsámico
apaciguará la convulsa historia.

6/02/07
















1 comentario:

Hostal mi loli dijo...

Me temo que lloraremos. besos.