jueves, 1 de septiembre de 2011

Norma Jeane Baker

Recuerdo esta foto, 
tenía yo esa edad tímida y difusa
velada y misteriosa
(como tus ojos de niebla)
que tenemos los hombres
que no somos nada.

Y desde entonces
ya no he vuelto a crecer,
permanezco en el tiempo
como un niño exacto y sincero,
perdido en tu mirada.




2 comentarios:

Anónimo dijo...

Pobrecita,no fué feliz y ese final tan triste.Me compr´un cuadro con su cara,es guapísima.Besos.Loli.

tomas rivero dijo...

Yo tengo otro colgado de la pared: sentada en un columpio leyendo a Joice.

Sobre si fue feliz o no, es discutible. Tal vez tuvo mala suerte: conocer a los hermanos Kennedy.
Besos, anónima Loli.