lunes, 5 de marzo de 2012

Hay una ciudad que me espera en el sur


Para MJBG
Hay una ciudad que me espera en el sur
-Pilar Pallarés-

Vente conmigo al sur.
Pondré albahaca para ti
en los rectángulos azules de la cal,
en los quicios sin alma
de las ventanas.

Vente conmigo al sur,
tengo naranjos en el paladar,
jazmín húmedo en los dedos
y poemas cosidos con hilos de luz
entre las escandalosas manos.

Vente conmigo al sur.
Quiero mirar el mar mientras te bañas
y por un instante me abandonas.


8 comentarios:

Tempero dijo...

Tú poema no nace del dolor, seguro Tomás. Tu poema te sale del placer, de la efervescencia. Un poema muy olfativo. Ves, Tomás, no toda la poesía nade del dolor, llevas razón. Pero detrás del dolor siempre hay buena poesía.

Pilar Pallarés sí escribió desde el dolor y desde la ausencia. En esta entrada hermosísima Shandy nos lo expone muy bien con varios de sus poemas:

http://sinpermisodetucaranilicenciadeustedes.blogspot.com/search?q=pilar+pallar%C3%A9s

Todos esperamos que algún día retome el cuaderno Shandy.

Aberazos.

Tomás Rivero dijo...

Este poema tiene una dedicatoria, Manuel. Tú sabes de estas siglas.
De allí nació este poema.

Nunca diría que detrás del dolor, no haya buen poesía. Pero mantengo la duda de ese dolor, de la propiedad de ese dolor. Yo quiero que la felicidad y el dolor sea de todos, que no tenga exclusivas. Sobre todo que el ser doliente no viva de estar dolorido hasta hacer costumbre del dolor. Discurso.
Hasta dónde duele qué parte de quién, dice Zitarrosa.

Aberazos, Manuel.

eloy sánchez guallart dijo...

Este poema podría ser la letra de una canción de Kiko Veneno. Yo quiero una casa blanca en el sur desde la que se vea el mar, con una mecedora en el porche y escribir poemas como este, y luego utilizarlo para encender la chimenea o hacer un fuego para asar chuletas.

TOMÁS RIVERO dijo...

Los primero poemas que leí venían en el papel de bocadillo que me preparaba mi madre. Eran poemas que me alimentaban se mirara como se mirara.

Este mío tiene su recorrido, su "tempo" y su óxido. Todo se andará, Eloy.

Isolda dijo...

Me limito a refrendar las palabras de Tempero y a aplaudirte con todas mis fuerzas.
Besos que vayan al sur.

Shandy dijo...

El Sur es también una de las películas más bellas del cine español.Pilar Pallarés y Estrella, la niña protagonista, viven en el norte. El Sur era la Luz y la tierra prometida. Pilar y Estrella llevan en la mirada la Saudade del sur.

Un poema luminoso. Hermosa esa invitación. Y esa torre que apunta al cielo.

Tomás Rivero dijo...

Muchísimas gracias, Isolda.

Un beso grande para ti, y para el sur.

Tomás Rivero dijo...

Shandy, siempre me quedé con las ganas de ver la segunda parte que no pudo rodarse.
Una película bellísima.

Un beso.