miércoles, 26 de diciembre de 2012

Blues del alambique

Joaquin. Joaquinito Sabina. Claro. Un blues de vinagre. Y de Rosas.
Hermoso. Y algo decadente. Casi un maestro. De voz añil y orujo de brujas.

4 comentarios:

Isolda dijo...

¿Casi un maestro? Es fantástico y esa guitarra!
Besos, poeta de blues.

Tomás Rivero dijo...

Besos de Blues, una vez más, Isolda.

Dije casi un maestro, porque no es su fuerte el blues Pero tiene unos cuantos Sabina. Y unos buenos músicos que le acompañan.

Más besos azules.

Amando García Nuño dijo...

Yo diría que Sabina no tiene su fuerte en ningún ritmo concreto, pero se atreve con todos, y los pone algo suyo que llega a los demás. Y hay vinagres más sabrosos que muchos vinos. Un abrazo.

Tomás Rivero dijo...

A groso modo comparto tus palabras, Amando. Un canalla, que sabe hablarnos al oído en todas las músicas. Pero que conste que él quería ser Bod Dylan.

Un abrazo.