jueves, 24 de febrero de 2011

Madroños en flor

Estos madroños de Móstoles (Madrid) ya tienen flor. A pesar del humo de los coches. Incluso a pesar de los hombres que van dentro de los coches. Que hermosa es la naturaleza. Su paciencia acabará con nosotros. Por no entender de pausas.

4 comentarios:

belijerez dijo...

Gracias por la foto, las palabras, y sobre todo gracias porque viendo tus comentarios en P.Piniella alzas mi ego (eso dicen), porque coincido con tus perspectivas. Yo que me sentía sola y "extraña" resulta que hay quien piensa como yo. Me alegro.

saludos.

tomas rivero dijo...

Yo también me alegro. Pero esto del pensamiento no es lineal, es desigual y combinado.
Si sigo pensando como tú, podemos formar un partido, como Paco Piniella. Para hacerle la competencia. Es broma. Pero es que el amigo Piniella si se siente contrariado en sus "percepciones" no me deja disentir y retira mis palabras de su blog.

Me alegro de hacerte compañía y algo menos "extraña".

un saludo.

Manolo Jiménez dijo...

La paciencia de la naturaleza es inmensa, pero creo que no acabará con todos nosotros. Solamente con los que no saben ni siquiera mirar.

Abrazos.

tomas rivero dijo...

Bueno, a mí la naturaleza ya me ha dado casi todo. Me siento abastecido. Esperando convertirme en arcoiris un día de estos.

Un abrazo o dos, Manolo.