domingo, 13 de marzo de 2011

AHORA QUE PUEDO FUMAR

                                                                          A mi amiga, figura
                                                                          enamorada, C. P.
  
Ahora que puedo fumar
por fin
y tu recuerdo es humo
ahora que no estás
y tu ausencia es piedra
ahora que ya nada nos separa
ni nos une
ahora que todo es terriblemente
absurdo y solitario.

Apoyo mi cara en la palma de la mano
y ésta la sujeta el brazo
mi codo se apoya en la mesa
y todo se completa con tu figura ausente
o mi cubismo anónimo o mi cúbico ánimo
ahora que puedo fumar
y ya no dudo que siempre me hiciste
muchísima falta
marcho a pasear al lado de este otoño
sin figuras sin viento
ahora que por fin dudo de ti
y desconfío de mí
no necesito de otras personas
ni otros posibles golpes que me curtan.

Ahora que puedo fumar
por fin
y Julio Cortázar desde la pared
me hace un gesto
y dice basta:

3 comentarios:

Rocío dijo...

Es precioso, Tomás.
Y con Cortázar al final, para rematar.. ufff!

tomas rivero dijo...

Jose Antonio, de nada. Que aprendas mucho. O lo que tu necesidad te dé de sí.

tomas rivero dijo...

Buenos días por la mañana Rocío.
Es un viejo poema. Como casi todos los que se publican en este blog y como el mismo autor.
En el momento de escribir el poema tenía una foto colgada de la pared, con un Cortázar fumando que parecía decir con el dedo que sujetaba el cigarrillo: "Basta".
Besos.