domingo, 13 de marzo de 2011

Ciencia


Esta foto es del amanecer del día 21 de Febrero a las 7:59. Tiré la foto al cielo naranja de aviones que riegan el cielo de humo cruzándose en un baile de mensajes secretos. Cuando era niño, ver un avión a reacción era una excepción. Hoy están regando el cielo de misteriosas nubes. Tal vez debería hacer un poema, pero no sé a quién.

Ciencia

Las diferentes sombras
sospechosas de ser perfiles
fueron diseccionadas
distintas figuras fueron extraídas
de su oscuridad
y lanzadas a la luz.
Ahora un ciego se pasea entre nosotros
con el apelativo de hombre.

2 comentarios:

Sofía Serra Giráldez dijo...

Ya hiciste el poema con esa fotografía, para mí..:), disculpa la presunción que sólo es verdad y broma. Disparé muchas por el estilo durante muchos años en el campo...al principio sólo aparecía uno tras la linea de la sierra; con el paso de los años llegaron a ser tres, a la vez..yo me preguntaba si saldrían todos al mismo tiempo de los supuestos aeropuertos, también broma, claro...:))
Te dejo este saludo, no sabía que tenías blog, te he seguido el rastro desde tus comentarios en Batania, hoy.

tomas rivero dijo...

Hola Sofía, he leído tus comentarios en Batania. Y también curioseé.
Sí creo que la foto es mejor que el poema. Sucede a veces que la técnica supera al técnico. Y al poeta.

Parece que estos aviones “riegan” o “siembran” en la atmósfera un producto que ayuda a las nubes. Algunos hombres del campo dicen que estos aviones llevan el agua a dónde les da la gana.
Eso en el mejor de los casos. Ya que como se empeñan en que estos aparatitos pinten el cielo en secreto, algunos sospechan de ciertos venenos.
Y seguro que salen todos del mismo “aeropuerto”. Están organizados.

Te espero por este blog de fotos y poemas egoístas de Tomás Rivero. Intento cambiar el mundo, eso sí con la inefable ayuda de los terremotos. Este último ha conseguido acortar el día un segundo, cambiar el eje de la tierra, y mover Japón cuatro metros.

Saludos, hermana Capricornio.