lunes, 22 de agosto de 2011

Cuando interrumpa lívido



















CUANDO interrumpa lívido
o perdido,
cuando sea la causa que a ti
te mueve a querer a otros,
cuando mi espanto no tenga límites
y vea cómo te pierdo,
cómo te alejas de mi vida
poco imitable o a tener en cuenta,
cuando eso, que parece parvo, suceda
déjame suicida, poco hecho para la vida,
tan sólo un caso aislado,
lo que te sucedió de manera irremediable
y que ahora puedes corregir
conociendo caras nuevas, seres
que otro pánico arrojen a tus pies,
otros que vengan diversos
a dejarte el don de la palabra,
y que yo sea en todo eso un puro trámite.

4 comentarios:

José Baena dijo...

Será porque lo asimilo a mi propia y actual experiencia, pero me parece un poema muy duro. Y como suele suceder en estas ocasiones, muy bello. ¿Es posible de verdad suprimir del poema todo significado? ¿Significa algo el poema o no es más que el contenedor que llenará el que lee? Un abrazo, Jose.

Carmen dijo...

de manera irremediable, no depende de ti, ni de mí, todos somos trámites

como en la temida burocracia, algunos se liquidan en una chispa, otros tienen prórroga y algunos llegan hasta los penaltis (qué coraje me dan los partidos que llegan a los penaltis), pero trámites al fin y al cabo

me gusta este poema y será porque mi bautizo con tus poemas fue de fuego, con algunos muy duros, que éste no me lo parece tanto (y a pesar de que el que está en el suelo en el azulejo tiene pinta de no salvarse)

besos

tomas rivero dijo...

Jose entiendo que el poema lo veas duro. Creo que tal vez lo entenderías en su contexto si tuvieras en tus manos el poemario al que pertenece: "Claridad Cautivo", y el cual te puedes descargar en Bubok.
Es un poemario de amor, o de poemas eróticos o llámalo de desamor. Yo prefiero llamarlo de renuncias. Pero estas renuncias, desde la experiencia que yo tengo del amor, no lo son tales: la renuncia en el amor es más amor. Creo que cuando uno vuelve del amor “regresa” con algo en los bolsillos, por lo tanto no está renunciando a lo que tuvo, ya que tiene ahora más que lo que tenia antes: no se puede renunciar a lo que no se tiene. Del amor nunca se vuelve con los bolsillos vacíos.

Suprimir del poema todo significado, no es dejar a l poema sin sentido. Vacuo. Buscar este “sentido” es no proponerte un significado a priori, que la palabra se encarga de asignarnos: su contundencia y su fracaso no es una contradicción, dependerá de nosotros.

Claro que el poema significa algo y no solo significa, también indica, y conduce. Pero el que lee no debe ser un placentero espectador, su implicación con el poema lo dignifica, lo engrandece.
Creo que me he puesto serio.
Un saludo.

tomas rivero dijo...

Tú Carmen sí leíste el poemario.
El amor no depende de ti, ni de mí, depende de nosotros. Ser trámite para poder seguir trasmitiendo más amor.
Más no creo que el amor sea un puro trámite, nosotros tal vez.
Y en el amor lo mejor es no salvarse. Los cobardes se salvan.
Un beso.