miércoles, 3 de agosto de 2011

Vino y poesía

















El otro día me tomé esta humilde botellita de vino blanco con un pescado y como se llenó de poesía mi corazón, escribí este poema:


Me hice un corte de uña
metafórico en la lengua
lo que dio como resultado
un blando algodón
empapado en salitre
que maceré denso
entre los dientes y el paladar.
(Último resultado de las elecciones
celebradas entre blogueros
que no bodegueros)

1 comentario:

Hostal mi loli dijo...

No hay que hacer mucho caso de los resultados.Después de una botella de vino no está mal el resultado poético.Besos.