martes, 27 de septiembre de 2011

YO QUE ESCRIBO POEMAS

Yo que escribo poemas como escupo
o como o silbo
como beso o salgo o subo
yo que padezco un problema grave
como el que llora de rabia o miedo
yo que escribo poemas
como el que dispara o muere
o despilfarra jerga
yo que escribo poemas
con estas manos vergonzosas
que paren versos escabrosos.

Yo que escribo poemas y me distraigo
me pierdo distanciándome del punto de partida
o que enhebro a otra altura
vilipendiado o envilecido
pendenciero
ajusto la lluvia a la llovizna
y doy lustre con aplomo y parsimonia
a las citas: los recuerdos de mi miedo
mientras limo la rebaba del suspiro
cándido
bebiéndome este aguacero
salpicado de guadañas.

Yo que escribo poemas
es verdad que soy el que parezco:
una sombra sospechosa de soportar su percha
bajo un abultado manojo de guirnaldas
azules moradas y blancas 
o verdes rojas y amarillas que citara Serrat.

2 comentarios:

Laiseca Estévez dijo...

Sólo un pedazo de poeta puede decir cosas tan hermosas, aunque nos tilden de egocéntricos, de raros, (de vete tu a saber qué cosas) benditas palabras que vomitamos desde dentro. Manojos de guirnaldas desde el dolor o la felicidad. Un abrazo tomas.

tomas rivero dijo...

Tus comentarios, Lai siempre exceden mis méritos. Gracias.

Y te aseguro que no somos raros, ni egocéntricos. Tú lo sabes. Todo lo ego y lo céntrico que puede ser un poema arrojado al espacio, donde casi nunca hay respuestas.
Un beso y un abrazo.