domingo, 2 de octubre de 2011

Diáspora

Tomé de tus trotes reuniendo cosas
algunas prendas
ibas diciéndome
sentía la peculiar pena
que los hombres sienten
me sacrifiqué en diques de agua
fui haciéndome paladar y boca de madera
miré a los otros que andaban ciegos
recorriendo la tierra y el cielo
y tomé tus manos
ensamblando ejes como dedos
fuime a pique
resido como un poso
en simas sordas
pero aún conservo la tímida
biografía de una hierba.





















Foto: Caracol con hijos y una flor como proyecto.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Un beso azul para tí,si te sirve de algo.

tomas rivero dijo...

Loli todos los besos sirven de algo.