viernes, 4 de noviembre de 2011

Han llegado las lluvias

























                                      a m.panadero

1


Han llegado las lluvias
y cedo
algo melancólico
a la vida
me doy a ella
le dejo con la llegada
del agua
que tu recuerdo me moje

y lloro.

2


Han llegado las lluvias
vuelve por el horizonte espectacular
la nariz húmeda del agua
Afuera han puesto un universo de gotas
de agua que brillan rebotando.


Y me alejo


con esa vieja y cansina pesadumbre
con esa perfecta prontitud
donde la piel se abotona
allí dejo de amarte
tomo un camino nuevo
y levanto la brevedad.

Ahora un tiempo blanco y azul
con el cuello del gabán subido
pensando equivocado
que hoy aún no te encontré.



9 comentarios:

Hostal mi loli dijo...

Da la sensación que falta un último verso que diga y me .... algo que explique el final. Besos.

Tomás Rivero dijo...

Yo no veo que le falte un final.

Creí que este comentario me lo había cargado, pero no. Esta aquí.
Un beso.

Sarco Lange dijo...

Debajo de la lluvia hay efectos de sombra.

Tomás Rivero dijo...

Sarco

Debajo de la lluvia hay efectos de sombra que le dan al pasado un orgullo de tiempo.

Alas dijo...

Cuando he leído: Y lloro, me ha dado un vuelco el corazón, cómo nos hace sentir la poesía...

Besos, Poeta.

Tomás Rivero dijo...

Te dejo unos cuantos besos para que amortigüen los vueltos del corazón.

Besos, Alas

BABELLE dijo...

pensando equivocado
que hoy aún no te encontré.

Quizá la mayor de las pesadumbres es la evidente certeza de ese pensamiento equivocado.

Hermoso poema, Tomás.

Tomás Rivero dijo...

Me ha gustado verte por entre estos versos, Babelle.

Gracias por tus palabras.

Babelle dijo...

Los versos son nuestro habitat natural, el lugar donde nos reconocimos la primera vez que nos vimos, el espacio donde nos desarrollamos en plenitud.

Me sigue gustando leerte, pero añoro oirte.

Babelle