martes, 17 de enero de 2012

Degollado epíteto

Corindón o esmeril pedernal
la chaira recorre los filos de la carne
magulla y gorgorea
hacia la oreja enfila la aguda punta
a escasos centímetros
quiebra
brevemente merodea
luego acaba hiriendo
donde la sangre brota con un gemido
de peces que se ahogan
de aspas y hélices fraguándose
en un murmullo de abanicos
proveniente de esa zona de la garganta
hecha cuna un instante
hecha cueva de oscuros y silenciosos pasillos
el grito allí se plagia repitiéndose en ecos
habitáculo donde mora el vital veneno
y muere misteriosamente.

Acaba en ese instante de bramantes
que exigieron el oscuro filo
para derramarse al vacío
de un embadurnado hilo meciéndose.




 Calvary Cross: Richard & Linda Thompson

8 comentarios:

Jorge Arbenz dijo...

Saludos muy cordiales:
A mí se me da mal comentar poemas ajenos, pero sigo de cerca los tuyos. Y los leo y releo con mucho interés.
¡ Salud!

Hostal mi loli dijo...

Me gustaría leerte en el Nido. Pásate por allí, es una de tus casas, ya se que la principal es esta, pero hay muchos amigos que allí te conocerían y desde allí vendrían a leerte aquí. Besos.

Tomás Rivero dijo...

Jorge a mí se me da fatal, peor que a ti, te lo prometo. Vamos a hacer un buen tándem.

Un fuerte abrazo. Salud y Alegría.

Tomás Rivero dijo...

Estoy triste Loli. Se me posó en el hombro el pájaro del invierno.
Pero te aseguro que esa promoción que me prometes, la necesitaba cuando tenía 22 años, pero entonces no había Internet.
Entonces repartía poemas por la calle y veía el brillo de las miradas. Hoy lo opaco lo cubre todo. A veces le subo el brillo al monitor.

Un beso.

Hostal mi loli dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Hostal mi loli dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
eloy dijo...

A mí tampoco se me da bien comentar, solo lo hago con poemas que me gustan, últimamente suelto lo primero que se me ocurre, que por lo menos el autor sepa que alguien se ha tomado la molestia (que no lo es) de leerle con interés.
Y más me cuesta responder a comentarios en mi blog, de hecho no lo hago, no sé que decir. En cambio tú, Tomás, haces unas respuestas en este blog que son puro ingenio, una delicia a veces.
Pues este poema degüello también está muy bien.

Tomás Rivero dijo...

Sí, los mecanismos de comunicación son extraños. Cuando dices "suelto lo primero que se me ocurre", no vas mal encaminado. Mis respuestas, esas que te gustan a ti, están echas desde el espontaneísmo. Eso sí me ayuda muchísimo la pregunta, o el comentario que me hacen. Si una respuesta me dura más de cinco minutos, ya sé que no será buena.
Lo dicho, los mecanismos de comunicación son extraños. Algún científico de la palabra tendrá respuestas para esto, seguro. Y nos joderá la magia.

Un abrazo Eloy, buen día de Enero.