domingo, 5 de febrero de 2012

Sábado importante

A pesar de los errores cometidos me debo a ti
aunque sea una piedra
tu voz ablanda mi cintura
y doblega mi sed.
Se apacigua el tiempo en mis ojos
y tomo zumo de palabras
comulgo con versos
y te amo.
Lla* no quiero a nadie.
Soy tan inocente que merezco
un pellizco de nieve
un beso de sal
limones con azúcar.
Hoy también te quiero
como si fuera martes
o amaneciera.
O acudiera tarde a esta soledad.

12 comentarios:

María Socorro Luis dijo...

De los míos, Tomás. Quiero decir, de los que me gustan, así, tiernos y luminosos.

Besosdenieveysal

Carmen dijo...

en el desierto una voz se nos antoja un oasis, hace posible que los párpados abiertos soporten el viento y los versos estáticos recobren el ritmo

entre millones de granos de arena una presencia hace importante una mañana de sábado, como una noche de martes, como un beso, como una piedra

un beso Tomás

Tomás Rivero dijo...

Soco, qué bonita es la palabra besosdenieveysal.

Creo que ya voy sabiendo tus gustos.

Un beso. Denieveysal.

Tomás Rivero dijo...

Las pequeñas cosas hacen importante cualquier miércoles mediocre.

La importancia, como tantas cosas que "existen", no es: siempre te la tiene que otorgar alguien. Y ese alguien que nos hace importante casi siempre viene a vernos en días de diario.

Un beso, Carmen.

Íntimo fárrago dijo...

Me gusta mucho tu importante sábado, su cercanía y su humanidad. Muchos habrá que arrimarán sus mismos descubrimientos a través de tu poema,
y entenderán mejor, ese "algo" que a veces se resiste a hacerse comprensible.
Es sencillo, humano y pellizca el estómago. Enhorabuena.

-Como me vuelvas a llamar exagerada te corro a gorrazos hasta el mismo norte, que allí hace mucho más frío, quedas avisado-

Un beso grande,

Nená

TOMÁS RIVERO dijo...

No volveré a llamarte exagerada nunca más. Sobre todo si me regalas palabras tan bien dichas, que se podía hacer un poema con ellas.

Me gustan tus comentarios con gorrazos y fárrago.

Un beso, Nená.

Isolda dijo...

Qué poema tan dulce. Tomo zumo de palabras y comulgo con tus versos. Precioso, sin más. Un sábado especial sin duda.
Besos de limón con azúcar.

Te he escrito a un mail que figura en el perfil del blog. Más besos.

TOMÁS RIVERO dijo...

Un sábado distinto.
Siempre hay un poema que viene a poner un día distinto en nuestras vidas. Los poemas siempre son mejores que los poetas.

Tengo problemas con mi portátil para acceder a ese correo. Lo siento Isolda. Soy un desastre.

Un beso.

Isolda dijo...

Díme solo, si el viernes y el finde que viene estás en el foro o en el sur.
Otro beso.

TOMÁS RIVERO dijo...

Ya he recuperado tu correo. Te cuento.

Un beso.

Gova Mar dijo...

Qué preciosidad, Tomas!!!

Tomás Rivero dijo...

Gracias por tu efusiva exclamación.

Un beso, Gova.