domingo, 29 de abril de 2012

LIMPIEZA

Dispuso el hombre en orden las cosas de la casa,
disputó a los minutos urgencias
siendo minucioso en sus devaneos con las huellas
que el polvo recoge,
o con algunas mujeres
que le trajo el recuerdo.
No queriendo dejar defectos
que a los demás sirvieran de coartada
lavóse se afeitó se vistió con muda limpia
por tanto
abrió la espita del gas usando para ello
guantes de goma o látex.

Otros como siempre dispusieron del cuerpo.

12 comentarios:

Isolda dijo...

El sentimiento trágico de la vida que decía Unamuno; Es un poema necesario y hermoso. Sobre todo, plácido y calmo como debe ser la muerte que nos espera.

De todos modos, hay otra forma de morir y que hagan contigo lo que quieran bastante más agradable y perdóname la licencia.
Besos con sabor a mar, Tomás.

Hostal mi loli dijo...

Conocí un caso muy parecido, pero el protagonista era mujer, dejó la casa impecable, ordenada y limpia, estuvo todo el día limpiando la casa y dejó una nota para sus hijos, después un aviso a urgencias del marido y le fastidiamos el plan. Se intentó suicidar porque el marido le decía vieja y se iba con otras más jóvenes, la verdad es que me reí mucho, aquello se transformó en una película de Almodóvar con poli y marido incluido discutiendo todos, les recomendé que se separaran y fueran al psiquiatra. En las urgencias se ve de todo. La mujer nos quería enseñar hasta los armarios para que viéramos lo limpia y ordenada que era y eso que aún llevaba el oxígeno puesto jajajjaj de película. El poema estupendo, perdona que me haya ido por las ramas.Besos.

Shandy dijo...

Rivero, limpio como el suicida este texto.
También a mí me recuerda a un amigo que se quitó la vida de la misma manera que tu personaje.

Y los motivos?... Te remito a las últimas palabras que dejé en el comentario anterior, las pronunciadas por El Capitán.

Que nunca falten las razones para seguir viviendo.

Jorge Arbenz dijo...

Soy firme partidario de irse cuando no tiene ningún sentido seguir ( porque seguir puede perder todo el sentido, aunque cueste aceptarlo)
Sucede que hace falta mucho valor para asumir una situación así.

Tomás Rivero dijo...

Isolda, la muerte es innecesaria. Tan sólo la entiendo desde la puerta abierta para buscar una salida.

Besos. El mar lo tengo cerquita y no he podido aún mojarme ni siquiera las manos. Llueve!!

Tomás Rivero dijo...

Loli, tu historia es otro poema. Me gustó. A veces resultamos patéticos, y a la vez hermosos. Esa mujer poniendo orden y limpieza en sus armarios...

Besos.

Tomás Rivero dijo...

Sí, se trata de encontrar razones que hagan que la vida nos necesite. Ser necesitados para tener necesidad.

Un beso, Shandy.

Tomás Rivero dijo...

Jorge yo también, faltaría más. Al menos que nos dejen terminar la partida cuando esta nos aburre.

Un abrazo.

Carmen dijo...

existen varias categorías de suicidas

un suicida responsable no dejaría rastro de desorden, empezando por el polvo del armario y terminando por los cajones ordenados

es más, yo lo llevo al extremo, un suicida responsable no dejaría rastro de suicidio


Un beso Tomás

Tomás Rivero dijo...

Un suicida responsable, es el que se suicida sin llamar la atención, sin duda. No dejar rastro del suicidio, es deshacerse del cuerpo después de muerto. Y una de dos, o te internas en la selva, en el mar o en el desierto; o intervienen los amigos que te entierran diciendo que fue muerte natural.

Un beso, Carmen.

Hostal mi loli dijo...

Pues conozco el caso se un suicida que se tiró al mar y apareció en una red de pescadores cuando pescaban, y la mujer trabajaba en la facultad de medicina, en anatomia patológica y analizó el ADN de su marido sin saber que lo era, y así lo descubrió. A este suicida no le salió bien el plan jjajaja no pudo engañar a su mujer, quiso desaparecer pero apareció. Esto me lo contó su mujer, y apareció el dia de la Virgen del Carmen patrona de los pescadores y el Mar. Yo la mandé a una vidente muy buena que le dijo que su marido estaba en el mar y aparecería. ¿casualidad?. Besos.

Tomás Rivero dijo...

Miedo me dan los vivos. Pobres muertos.

Besos, Loli.