jueves, 1 de noviembre de 2012

Si dulce es el tormento

Si dulce es el tormento que tu boca me absuelva
del dolor de la vida
que tu mano me nombre con una caricia
que tu lengua en la mía sea una voz
confesándome besos
o he pecado en tu ausencia
con los nombres de otros.

Si dulce es el tormento que tu mirada de hierba
crezca entre mis dedos
una tarde dos noches
que me visitó la urgencia
los poetas los libros
las rutas olvidadas
los ruidos que dejamos
la mirada encendida.

Si dulce es el tormento que tu vientre me absuelva.



4 comentarios:

Hostal mi loli dijo...


Esta música y tu poema son un remanso de paz y tranquilidad. Un abrazo.

Paloma Corrales dijo...

Qué bonito, Tomás.

Beso.

Tomás Rivero dijo...

Remansos. Yo pensé lo mismo. Que era un remanso. Algunos más pensaron que era un remanso. Y me dejaron esta otra versión de los remansos. Disfruta, Loli.

http://youtu.be/n0D6wqoO-0E

Tomás Rivero dijo...

A mí también me parece bonito. Música y poema. Sin muchas más pretensiones. Bonito.
Un beso, Paloma.