martes, 25 de octubre de 2016

Hombre mío

                                   …………………………………
                            hombre mío en rechazo y observación, vecino
                            en cuyo cuello enorme sube y baja,
                            al natural, sin hilo, mi esperanza…
                           -César Vallejo-


Que estrecho soy de aquí ahora que me agacho
que corto soy de allá ahora que me estiro
pero cuanto amo al hombre ahora que lo pienso
aún a pesar de la distancia
que me produce su ausencia
se dijo el predicador del desierto
mientras daba de comer a los tigres.
Se ha vuelto anémico el semen fértil
forzado a modelar una forma
un perfil 
entre los espinos grises
y triste el grito que en el páramo clama
un soberbio ejemplar pletórico
de ácida eyaculación profusa
que arrastrándose hasta la fosa
ansia preñar a la receptiva fiera
postrada y sometida
cautivada por el pecho brillante
de cobre virgen sudando aceros
e inclinada y dócil ante la fálica roca.
Hombre mío
que tiemblas ante el grito de tu nombre
sonando en el eco de mis manos afónicas.
Cuando te llamo icono
tan sólo voceo tu pérdida.
Desde ese día el hombre se pregunta
para no encontrar respuestas.

2 comentarios:

Nená de la Torriente dijo...

Magnífico!!!

Tomás Rivero dijo...

Nená!! Qué barbaridad, hace cinco años que no te veía por aquí. Gracias por tu exclamación, que tal como están las cosas de los comentarios en los blogs, y las exclamaciones, ya es mucho.

Un saludo, y hasta dentro de ¿cinco años?