jueves, 27 de octubre de 2011

Si acaso un breve paso diera.


Si acaso un breve paso diera
transitando a través de la nada...
Si a pesar de todo una ruta no es suficiente
y preciso unos pasos previos por el bosque...
Huiré de las sombras.
Acabaré el laberinto.
Las técnicas exactas
hicieron mella en mi contra
yo pensé que la vida era torpe
y ahora que tú sufres
me enfrento a la muerte
con contenido valor
abriendo ventanas:
encendiendo su luz.
Cesar. Confirmar excedencias
la falta de algún camicace
esnifar sacacorchos
afilar con las uñas vidrios rotos
su viruta de cáncer.
Dimitir de la ausencia. 
Amar en una noche donde nadie
sabe encender una pequeña vela
y tras los visillos el silencio cae lento
se aposenta
con esa lentitud pabila
que posee la oscuridad.
Con una palabra grave pongo
nombre a las piedras:
tú te llamas tránsito azul
de cuando era
tan sólo un vago recuerdo.


8 comentarios:

Sofía Serra Giráldez dijo...

Crítica negativa: le sobra el punto al título.
:)
¿ves?...yo también sé ver y hasta decir las faltas o los errores, las carencias o los excesos, en suma, los defectos en las obras de arte como este poema tuyo, pero hace unos 10 años que aposté por sólo hacer crítica sobre los valores positivos, daba igual que lo que tuviera delante fuera infumable, la critica siempre puede hallar el valor resaltable, SIEMPRE, y ahí me metí de lleno.
Después, hace unos dos o tres años decidí que ya estaba bien de quemarme en hacer Crítica, de trabajar para los otros sin yo disfrutar del Arte, así que ahora me limito a decir donde me da la gana o considero oportuno cuánto me llena y me gusta lo que sea que vea.
Tengo unos criterios, unidos a un gusto personal, logicamente, que sé dejar a un lado cuando hago crítica, y sobre ellos emergen mis comentarios.
Por favor, no vuelvas a decir lo de que eres un ignorante porque eso no es verdad. Tú has leído más poesía que nadie, Tomás. Eso multiplica tu conocimiento por mil con respecto a cualquier título académico. No reconozco el valor de tu poesía por tu supuesta ignorancia, como verás, sino por lo por sí misma vale.
Me encanta este poema, también. Tu verbalidad sabe ahondar en el alma humana, en todas sus fibras sensibles y ningún recurso está usado al azar, aunque muchos o algunos puedan haber sido extraídos inconscientemente (creo en el orden del caos). pero es que esa es una de las claves por las que se es o no poeta, y no mero versificador o estrofista.
Un beso

Hostal mi loli dijo...

Este poema es horrible,me hace llorar,no puede ser bueno. Besos.

eloy dijo...

Me gustan las comas en los poemas, me sirven de guía, me ayudan a saber cómo leerlo. Aquí no encuentro ninguna. Sin embargo sí utilizas el punto y seguido y los dos puntos de una manera bastante arbitraria.
Leo la palabra camicace y alucino, ¿la has escrito así por algún motivo?
Un saludo

eloy

Bletisa dijo...

Yo he venido Tomás, yo he venido.
He venido a leerte nada más.

A mí también me hacen falta a veces unos pasos por el bosque.

DESTILE dijo...

especial modo de hablar con el alma.

costa sin mar dijo...

mano

general

1. el texto se mueve en la bruma, en lo abstracto, solo en los versos de las uñas y el cáncer hay situaciones concretas

2. el vocabulario es abstracto: nada, sombras, ausencia nadie

3. la repetición de conceptos y de palabras no sé si son por una intención rítmica pero sería bueno revisar:
breve paso diera/ pasos previos
silencio cae lento / esa lentitud pabila

4.asonancias consonancias

particulares

1 las dos oraciones subordinadas del inicio yo no siento que se resuelvan

2 revisar el sonido de algunos versos: cesar confirmar excedencias

una sugerencia si el tema del poema es algo ingrávido hacer los versos ligeros, el ritmo lo siento pesado

saludos

malone dijo...

el problema es que me ha costado mucho ahondar en lo que quieres decir

Tomás Rivero dijo...

Eloy, como tu crítica contiene una pregunta, respondo a ella.

He conseguido lo que pretendía: que alucines. Tú y otros. Es raro que en mis poemas no ponga alguna falta de ortografía. Algunos incluso se las creen, como tú en este caso. Es una manía "Vallejiana" de difícil uso por mi parte. Otras las pongo para reivindicar el cero analfabeto del que provengo.

Debido a que no estoy de acuerdo con la ortografía de muchas palabras, te pregunto: ¿crees que este kamikaze es realmente un camicace? El mío sí se juega la vida. El tuyo es conservador, un cagueta que sigue usando, para que le señalen, el mismo "nombre" toda la vida.

Saludos.