viernes, 21 de octubre de 2011

Autonota.


No, Tomás
no te queda país
para resistir las embestidas
se agotan los paisajes internacionales
de la duda
y toda la geografía del planeta
es una certeza:
que caimán y corta pichas
y que esdrújula con tilde
nunca sería ella
que tu loca y la mía
que nosotros vinimos después
de los nardos y las rosas
que tengo pero te pierdo
que reformas
y los árboles
que parches en la frente
que anochece de pronto
y amanece una económica tardanza
que te creces y eres mengua
y todo te lo dejo:
esa es mi generosa herencia.

4 comentarios:

Hostal mi loli dijo...

Tomo nota yo también, con tu permiso. Beso.

virgi dijo...

Se marchitaron los nardos y las rosas...¿habrá otra primavera?
Besos y gracias por tu entusiasmo.

tomas rivero dijo...

Loli, toma nota y sin mi permiso.

Un beso.

tomas rivero dijo...

Virgi, es una de las cosas más sorprendes: la llegada de la primavera. Cómo la sangre impone su condición revolucionaria hirviendo en las venas. Como esos volcanes que rodean tus islas. Habrá otra primavera. Sin duda.

¿Mi entusiasmo? Tu texto forma parte del realismo mágico. Y creo que tú lo sabes.
Besos.