sábado, 29 de octubre de 2011

DESAMOR

Que te amen o desnuden las palabras de otro
que se acelere el caos ahora que la prontitud
se excede en tramites
convergiendo latitudes con palabras extrañas
con promesas traidoras
y cíngulos babosos y mansos.
Y que te ame él
no yo
los otros
esos que toman siempre
alguna tajante determinación
como la caída mortal de turbios ángeles
y quede libre de tocarte o ser tuyo.
Siga yo aquí detectando rocíos
evaluando primaveras
por el vuelo de vencejos y palomas
su errabundo volar urbano.

4 comentarios:

Sofía Serra Giráldez dijo...

qué paz, Tomás, qué paz leer amor...

Un beso

Hostal mi loli dijo...

Se nota que te gusta ir de víctima para llamar la atención, en el fondo eres un gallo de pelea,es lo que me trasmite el poema. Yo siempre te comento algo, y tu a mí no, supongo que porque lo mio ni fú ni fá.Besos.

Tomás Rivero dijo...

Un beso, Sofía.

Tomás Rivero dijo...

Loli, tú comentas a todo el mundo, que te sigo los comentarios.

Sí me gusta ir de victima. Los motivos tal vez sean justos. O no.