jueves, 17 de noviembre de 2011

Rosas de otoño

Nunca, nunca será tarde
si para amarte yo, me tocas
y si para tocarme
viene un aire cálido
del tacto de tu mano a serenarme.




12 comentarios:

Hostal mi loli dijo...

Chulas que son. Un beso al fotógrafo.

Tomás Rivero dijo...

Por rapidez, te dejo cinco versos y un beso.

Sofía Serra Giráldez dijo...

aquí me quedo...las vi sin poema, escribí y no envié..te decía que es la fotografía más hermosa que te he visto hacer...

Tomás Rivero dijo...

Salí esta mañana a dar un paseo y las vi. Vi la foto. Pero tardó "cinco disparos".
Y sí creo que es una de las mejores.

Besos.

Laiseca Estévez dijo...

Qué amplitud de poema!!!
deja todo un campo abierto... abrazo

Tempero dijo...

Un poema lleno de solicitud.
(Aunque esta palabra tenga ese componente burocrático que siempre me da repelús).
Para amar no se necesita papel timbrado. ¿A que no?

Hostal mi loli dijo...

Me has dejado sin palabras. Un beso.

Eva R. Picazo dijo...

presiosa
preciosidad
en este otoño nostálgico....

y de campaña electoral :P

un beso grande grande poeta

Tomás Rivero dijo...

Lai, me ha gustado tu exclamación, amplitud de poema!! teniendo en cuenta que son cinco versos de nada.

Un beso.

Tomás Rivero dijo...

Tempero, sí, el "nunca será tarde" puede que le de un aire de solicitud al poema y al papel timbrado, inútil para amar.

Saludos.

Tomás Rivero dijo...

Loli, me gusta dejarte sin palabras. Iba a decir te jodes pero es un taco y no puedo.

Un beso.

Tomás Rivero dijo...

Pedazo de otoño nostálgico llevamos, Eva.

Un beso, debilidad.