jueves, 10 de noviembre de 2011

MENTIRA

Mentira mis ojos y mi lengua
la mirada perdida la palabra callada
mentira mis manos y mis labios
la caricia dormida el beso derramado
mentira los poemas que escribí
las páginas en llamas de aquel libro
mentira mis brazos y mis piernas
el abrazo de amigo
aquella encrucijada
mentira mi nombre y mi pasado
las calles oscuras las ciudades ardiendo
mentira que te quiera y que me quieras
las otras amantes los hombres que te amaron.



11 comentarios:

Hostal mi loli dijo...

Tu también estás sembraó. Besos.

Tomás Rivero dijo...

Un día de estos me cosechan.

Un beso, Loli.

Juan Ojeda dijo...

Cuando se frunce el ceño de la tercer pupila puede ser una grieta suspirosa, así como orinar lo concreto, hasta sacarle espuma.

Bueno, soy nuevo aquí, me gustó mucho lo que he visto y leído, seguramente volveré,

Un abrazo desde Argentina.

Tomás Rivero dijo...

Un abrazo desde este país en crisis, se mire por dónde se mire, Juan.

Saludos.

Ventana indiscreta dijo...

Palabras tuyas que en común San Juan ya trenzó:

Callada, derramado, oscuras, llamas

Y estas dos de sus letras de regalo. (No sé si te había regalado algo aún.)


http://www.goear.com/listen/0949cb1/nada-te-turbe-sonnia-l-rivas-caballero

http://www.goear.com/listen/9c40512/tras-de-un-amoroso-lance-sonnia-l-rivas-caballero

Tomás Rivero dijo...

Pues no, tú no eres de regalos, ni de afectividades. Gracias por tus regalos, sobria.

Ya leí a San Juan de la Cruz. Mas seguiré tus direcciones.

Tomás Rivero dijo...

Sofía, este tipo de música no es de las que yo prefiera, pero no me desagrada. Y tratándose de este poeta menos aún.
De nuevo gracias por tus regalos.

Ventana indiscreta dijo...

Soy sobria, aunque adoro, bebo y me chifla el vino.
Pero quien me encuentra haya en mí generosidad.
Y también me río.

Tomás Rivero dijo...

Bebedora, generosa, y hasta te da la risa.
El fino de hoy me lo tomo a tu salud.

Hazme regalos.

((((la palabra hazme, me encanta. Por el orden de sus letras por llevar una hache y una zeta, por su aire "germánico" y su sonido árabe. Por servir para dejarse))))

Eva R. Picazo dijo...

que te pasa Tomás! tanta mentira junta no puede ser bueno!! me voy a un pueblo de albacete a descansar :)
besos

Tomás Rivero dijo...

¿Un pueblo de Albacete? A descansar, de qué? De la vida no, desde luego.

Las mentiras llevadas al grado de poema, siempre son buenas.

Besos, Eva.