lunes, 5 de diciembre de 2011

El roto: Gimnasio

5 comentarios:

Tomás Rivero dijo...

Esta jodida vida, esta sociedad divida en clases, este gimnasio para darnos de ostias.

Algunos siguen afirmando que estamos en crisis después de 200 años. Ja.

Tempero dijo...

Lo que sí se percibe hoy día es una lucha libre (o por libre). Veremos la lucha ante la fagocitación que nos espera por parte de los empresarios. Nos espera mucho retroceso, Tomás. Y tú lo sabes. Tendremos que aprender a luchar y a vivir menos del cuento.

Abrazos, Tomás.

Isolda dijo...

Nos hicieron creer que ya no había clases. Nos tomamos vacaciones. Y vuelven las clases más duras que nunca. Y como no tienen muchas ganas de enseñar, las van a reducir a dos, me parece. Primera y segunda. El Roto es fantástico!
Besos a los dos, de los que suenan, claro, o sea de segunda.

Tomás Rivero dijo...

Amigo Tempero, palabra que yo nunca he vivido del cuento.
Y todo lo que pueda suceder de aquí en adelante, un servidor ya lo estudió en los libros que los míos escribieron.
Nada de lo que sucede, y de lo que va a suceder, me llama o me llamará la atención. Y siento ser, o parecer, un pedante.
Lo lamento por la gran catástrofe que se avecina. y la pérdida de vidas y de belleza.

Un abrazo.

Tomás Rivero dijo...

Isolda, yo siempre he sabido que había lucha de clases. Jamás me engañaron. Explotados y explotadores. Y había un detalle revelador: cada mañana madrugaban millones de trabajadores para ir al trabajo.

Besos.