jueves, 15 de diciembre de 2011

Este corto, "The Gift", lo he robado de el blog "La posada del Sol de Medianoche". Se me queda corto. Por si alguien aporta pistas.


The Gift from BLR_VFX on Vimeo.

8 comentarios:

Ventana indiscreta dijo...

¡Ay mi Unicornio cantado por Mercedes Sosa!

http://www.goear.com/listen/d902f6d/mi-unicornio-azul-mercedes-sosa

(A mí me gusta mucho esta canción.)

TOMÁS RIVERO dijo...

A mí me gusta más, mucho más, cantada por el autor de la canción. No hay comparación.
Perdón por el dogma.

Shandy dijo...

Uufff qué inquietante y qué extraño.

Yo entiendo mejor este otro:
http://www.youtube.com/watch?v=VruJVJYiYQM

TOMÁS RIVERO dijo...

Shandy, el tuyo me encanta. Tienes razón. Lo entiendo. Pero este me he cansado de darle vueltas. Al principio creí que era un tráiler y no una historia contada en cinco minutos.

Un beso.

Shandy dijo...

Tomás, le sigo dando vueltas, soy "teimuda". Yo también pensé si era un trailer. Pero la historia tiene un hilo argumental y aunque el final es abierto, al mismo tiempo cierra una historia, que se supone puede volver a empezar cuando el niño descubre la caja con el unicornio (por cierto,el plano del niño es delicado y bellísimo). Eso es lo único que hasta ahora entiendo. Una cosa más: dicen que los unicornios traen buena suerte, pero en este caso no es así. Me pregunto si es por esto que el "Desconocido" insta al Androide ¿a deshacerse del caballito?: Get away, le dice. Pero no manejo el inglés, salvo algunas palabras. En fin que no consigo encajar las piezas. Presenta dos mundos contrastados. El exterior, un espacio hostil, desolado, frío, gris... que contrasta con el espacio interior de la casa, cálido, acogedor y "amoroso". Todo vigilado y controlado por robots que parecen estar al servicio de una clase aristócratica. Uuufff tiene mucho de distopia, de mundo orwelliano, o de Ray Bradbury ... no sé, tambien me recuerda en su ambientación exterior A El país de las últimas cosas. Me inquietan estas historias, porque demostrado está que la realidad puede superar a la ficción.
Será casual que lo sitúe en ¿Rusia?...
Desde luego el corto tiene buena factura, una estética peculiar y no deja indiferente.
El unicornio de porcelana llevó un premio en un festival de cortos internacionales. Me encantan los minis cuando están bien hechos. Son como la buena poesía: Condensan la esencia. Y no es fácil hacer joyitas en miniatura. Tú lo sabes. Un placer compartir contigo.

Tomás Rivero dijo...

He llegado a pensar si no sería una "burla" al unicornio de porcelana. Pero sigo sin encajar todas esas piezas y elementos que mencionas.

Las cuatro frases que hay en el corto me he molestado en traducirlas y no dan pistas.

El corto es una maravilla. Sorpende el despliegue de efectos especiales para un corto de cinco minutos.

En fin..

Un beso, Shandy.

Isolda dijo...

Creo que te lo puedo explicar. Es uno de los cortos que se presentaron e 2010 a un concurso internacional, que organizó Ridley Scott, cuya condición era que incluyeran exactamente esas frases y en un tiempo determinado.
Aquí te dejo otro de los cortos, mucho más cercano y te darás cuenta de que dicen lo mismo, pero cada uno lo presenta a su modo:

http://www.youtube.com/watch?v=Q8j3PUgnN3k&feature=player_embedded

No creas, he tardado en caer que era del mismo concurso; hay donde elegir en Parallel Lines.
Espero que os guste algo más, porque la prota es una actriz amiga y vecina, además de guapa y esa sí que tiene los ojos verdes, Tomás.
No sé cuando volveré a entrar, ya vienen hijas y nietos y aunque no celebramos, si comemos, o sea que hay mucho trabajo. (Estoy demasiado acomodada a la soledad)
Besos para disfrutar, con lo que sea.

Tomás Rivero dijo...

Gracias Isolda. Siempre he dicho que entre muchos vemos más que entre pocos.

Ya le podíamos dar vueltas al corto de los rusos. Gracias por tu información.
El corto que tú me pasas es un poco "asesino". Pero está muy bien también. Veo que te gusta el cine y estás informada.

Recuerdos a tu vecina, y si tiene los ojos verdes, pues un beso.

Por aquí estaremos, felices fiestas. Yo no celebro nada de nada. Ceno como todas la noches. Como todas las noches que ceno. Algunas noches, paso.

Estar acomodado a la soledad es bueno si uno quiere estar cómodo con ella. Si la soledad es un poco por "obligación" no es buena.

Yo me lo paso muy bien solo de vez en cuando. Aunque mi mujer no me deja. Pero yo me escapo, y huyo al sur.

Un beso. O dos.