viernes, 3 de febrero de 2012

Ella, cargada de sueños


6 comentarios:

Hostal mi loli dijo...

Esta foto es genial. Artista. Besos.

Tomás Rivero dijo...

No creas, Loli, son las máquinas lo hacen todo ellas solas. Espero que algún día se nieguen.

Un beso.

Ventana indiscreta dijo...

La sombra de Tomás es alargada...

Tomás Rivero dijo...

Y también mi brazo: siempre cogí los restos. Las sobras de una fiesta a la que nunca fui invitado.

Hace un día de sol azul.

Shandy dijo...

Y los sueños... ¿son tan alargados?

TOMÁS RIVERO dijo...

Sí. Estoy seguro que te llegaron más de una vez, Shandy.
De todas maneras hay días que el zurrón lo llevo vacío. Siempre lleno sería avaricia.
Además espero llenarlo con algún sueño prestado.

Un beso.