viernes, 3 de febrero de 2012

Literatura

Signo o seña pista o ruta
garra de garabato pata de pulga
pata de garrapata
pico de loro ojos de búho
cosa coja y redonda caja de hormigas
Jeroglífico pico de grifo
diente con diente sifón de efe
jota de juicio piedra pitera
cero gatera
pita pita gamonita
mano oscura:
Literatura.

7 comentarios:

Ventana indiscreta dijo...

Pues este poema me parece estupendo. Parece que hubieras mamado de Gloria Fuertes. Uno mama de muchos (no malinterpretes Tomás). ¿Qué pasó con este poema, pero cómo pudo pasar por alto a la gente, es de una efervescencia tremenda?
Oye, para picarte, más claro no te lo puedo decir, este poema tuyo se parece mucho a esos poemas o canciones del Señorito, el de la floristería, para entendernos.

Un beso de Thapsia villosa.

P.D. por cierto, con la caña de las gamonitas (http://es.wikipedia.org/wiki/Asphodelus_aestivus) también se hacían juegos, me lo contó mi abuelo Arturo (literaturo, ja, ja,ja,...)

TOMÁS RIVERO dijo...

No podía ser otra, la ventana indiscreta mirando letras. Ja. Pareado del carajo.
Ya era hora que alguien lo viera. Al poema. Y pienso, con la humildad que se espera de mí, lo mismo que tú.

Gloria Fuertes y yo tenemos una historia de amor y prímulas. Y algún café y alguna lágrima derramamos juntos. Y mamamos juntos. Caliente, caliente.

Sí se parece, pero no me pico, al de la floristería: yo sólo este poema, y alguno más que tengo por algún lugar, él toda una obra. Una gran diferencia.

Pero Sofía, ¿tu abuelo Arturo no te contó lo de "pita-pita"? Hacíamos pitos, y para que pitaran decíamos pita-pita gamonita. Si no recitabas este salmo, no pitaba. Aún sigo recitándolo. Y pita.

Un beso, entrañable.

Shandy dijo...

Coño, ¡un conjuro de brujo! -o una letanía para echar suertes- ¿Puedo cogerlo para echar a mi pote de letras cuando esté cocinando?

TOMÁS RIVERO dijo...

Envidiosa, coje lo que tú quieras. Todo lo que yo tenga o sepa, te lo doy. Y haz un guiso de letras premio Nobel.

Un beso.

VICTOR GATO dijo...

Me gusta cuando se jega con las palabras, porque sí, como lo hacen los niños, desde dentro, sin mirar a los lados por el rabillo del ojo, por gusto de gustirrinín simplemente, como los dadaístas. Lo considero un ejercício, de vez en cuando, extremadamente saludable.

"garrabato", jjjj

saludos

VICTOR GATO dijo...

Me gusta cuando se "juega", quise decir, claro!

Tomás Rivero dijo...

Bueno, los dadaístas jugaban con las letras un poco más cabreados que los niños. Jugaban hasta con su vida. Que se lo pregunten a Tristan Tzara, que en una fiesta de las suyas para "épater le bourgeois", pretendía "suicidar" a unos cuantos invitados.

Pero sí, está bien jugar con la palabra. Yo no lo consigo nunca.

Un saludo, Victor.