jueves, 23 de septiembre de 2010

EL DÍA 29 HUELGA GENERAL REVOLUCIONARIA

De todos es sabido que este blog de poesía egoísta, tan solo publica poemas. Pero el poema que viene a continuación es otro. Sin que sirva de precedente o para que sirva de precedente, me da igual.

Desde “FOLIOS GRAPADOS” LLAMAMOS A LA HUELGA GENERAL del día 29 convocada por los sindicatos. Y digo llamamos, usando el plural para parecer muchos, pero en realidad soy yo sólo. Derrotado y triste. Los sindicatos más. Los únicos que tenemos. Pero hay una diferencia: no nos gustan las huelgas generales que convocan los sindicatos. Y digo no nos gustan para seguir pareciendo muchos. (¿Será todo una cuestión de cantidad? Creo que sí. Por eso lo de la soledad y las mayorías. Cuando todos sabemos, menos el gobierno y los sindicatos, que las mayorías no tienen nunca razón).
Estos sindicatos que durante todo el año nos enseñan a confiar en los medios de producción capitalista. Nos enseñan firmando todo lo que les echan. Y nos educan con una pregunta retórica y tonta: ¿y tú qué harías en mi lugar? y te dan ganas de decirles: Joder, la guerra, macho, la guerra. Y si no, por lo menos enfadaros. No tenemos en el pantano patos salvajes, pero podemos cabrear a las gallinas.


Así que “Folios Grapados”, desde el sálvese quien pueda, llama a la Huelga General Revolucionaria. ¿Qué que es esto? Pues que si la haces, participa, sal a la calle, muévete por los barrios, grita, llama a la gente a que salga de sus casas, ponte a vociferar en medio de la plaza como si estuvieras loco o loca. Organiza un pollo como si te hubiera dado un telele. Eso. Y lo que se te ocurra. Puedes buscarte cómplices, para que parezcáis más. Una horda, una turba. En fin la revolución. O sus aledaños. Como cuando ganó España en el mundial de fútbol. Parecido. Que a veces solo somos patriotas de la chirigota.(Mierda de rima).


Joder, a la calle que ya es hora de pasearnos a cuerpo. Jo. Qué vergüenza, esto lo decía Paco Ibáñez hace casi 50 años. Medio siglo sin encontrar nada mejor. Una alternativa. Claro que ellos, los ricos, tampoco: hacen lo mismo que desde la revolución industrial: suben los precios y nos bajan los salarios. Es decir nos bajan el salario dos veces.


Bueno, pues eso que la clase obrera está muy puteada. Cuesta trabajo entender cómo es posible que exista aún después de 200 años. Qué genes!!.

Y si ustedes hacen huelga y están muy cansados para andar de broncas por calles y plazas y deciden quedarse en casa, viéndolo por la ventana (TV) les recomiendo una película de hace 35 años (aquí todo es viejo): LA CLASE OBRERA VA AL PARAÍSO, una película muy buena, dónde queda retratado el revisionismo crónico de los sindicatos de clase. Trata la vida de un currito que folla con una compañera de trabajo en las tapias de la factoría a la salida del trabajo; un tío algo “sin conciencia y esquirol” y que un día para suerte suya, pierde un dedo en la máquina troquel (un tornillo, un culo; un tornillo un culo) de la cadena de trabajo. El final es una maravilla. Después de la huelga, si estamos por aquí, se lo cuento.

Y una consigna (Un eslogan dicen los más modernos): Abajo el trabajo, ocio permanente.
Salud y alegría. Y una huelga cada día.


Y la consigna central: La solución no es individual, pero nadie te ayuda. Amigo estás solo. Yo me dedico a la poesía sin querer, para conocer gente. Hasta ahora solo he conocido. Pero no había gente. 
En fin que esto que nos está pasando no es normal. Tanto capullo, tanto mamón. Nos van a caer chuzos de punta. Siéntense. Lean versos de Tomás Rivero. “Fornicaciones” viene al pelo.

2 comentarios:

Sofía Serra Giráldez dijo...

Tomás, eres único (ya sé que es retórico, pero también es cierto, por favor, tómatelo así).
Es un lujo haberte encontrado.
Un beso

tomas rivero dijo...

Tendré que enviarte "fornicaciones", un poemario tipo"plaquette" que no sé lo que es, "plaquette".

Sí, soy un lujo. Pero que no se enteren los sindicatos. Me tienen "fichado".