viernes, 27 de abril de 2012

Comienzacaba

Comienzacaba después de la tormenta
un ruido de humedad en la paja mojada
que llega desde el campo próximo
y penetra por la ventana abierta de tu casa,
tu casa que es tu casa porque dentro de ella
habita ese dulce olor a paja mojada,
la humedad que deja la tormenta.
Es la hora te dices de bajar a la calle,
caminante de calles o paseante de aceras,
caminas por el barrio, la ciudad queda lejos,
se ve a lo lejos la ciudad,
y en esta oscura plaza hay abierto un garito
donde tomar una copa dos copas un tercer trago,
siempre preciso para acabar el paseo
o destilar un secreto
y regresar de nuevo a la humedad que dejara
la tormenta,
tu tormenta,
la de siempre,
la tormenta que vive contigo
y que una y otra vez
apaciguas en sus brazos,
sus besos, sus caderas,
y que ella te perdona con una caricia
porque tú siempreregresas.


8 comentarios:

Hostal mi loli dijo...

Comienzacaba, tormenta, pajamojada, siempreperdona, siempreregresas. Felicidades. Besos.

Tomás Rivero dijo...

..un garito donde tomar unas copas.

BesosLoli.

Ramón Ataz dijo...

Qué poema más visual, Tomás, casi cinematográfico, o más, porque en realidad se ve, se oye, se palpa y se huele, y encima te deja un regusto dulce de ternura.

Un abrazo.

Tomás Rivero dijo...

Siempre generoso en tus comentarios, Ramón.

La noche, la ciudad y algunos de sus personajes, siempre nos inspiran historias de generosos perdedores.
Creo que de todas tus palabras me quedo con ese regusto a ternura que mencionas.

Un abrazo.

Shandy dijo...

Después de la Tormenta vuelve la calma. Un comienzacaba en el Siempreregresas al olor primigenio de la tierra, a la humedad y al abrazo de Ella.
Cierto lo que apunta Ramón. Es un poema visual, y sinestésico. Veo al personaje en su deambular por las calles,y su gesto en el garito destilando un penúltimo trago y un secreto.

Penúltimo beso

Tomás Rivero dijo...

No había jazz en el garito, sonaba un bolero del trío Los Panchos, que fue la causa del último trago.

http://youtu.be/2kLdIO3qxdg

Besos, Shandy.

María Socorro Luis dijo...

Me gustamucho tu poema. Por lo sencillo, por lo cotidiano, por la ternura que sugiere. Y porque adoro las tormentas.

Abrazoconbeso.

Tomás Rivero dijo...

Algunos somos seres más o menos "atormentados" y tiernos, que tenemos debilidad por las tormentas y la ternura.

Un beso, Soco.