viernes, 26 de octubre de 2012

Pintada

Estaría de acuerdo con esta pintada si esta se hubiera echo hace 25 años. Entonces esta pintada mostraría un sentido critico de la política, una conciencia social, una necesidad de participar en la vida de hecho, y no votando cada cuatro años.

Hoy, esta pintada es fruto del oportunismo de una clase obrera, también llamados ciudadanos, que casi es lo mismo, que ante la retirada de las migajas capitalistas, protestan, como buenos hijos llorones de la democracia.
No es que estos ciudadanos, o clase obrera, que tanto me da cómo se  llame, -teniendo en cuenta esa difuminada línea de clase media confusa- de repente tomen conciencia y descubran que los políticos son unos hijos de puta (siempre lo fueron) no, lo que sucede es que ahora los políticos les dejan en la estacada arropándose con la manta de la crisis capitalista y los ciudadanos se ven fuera del engranaje que durante tanto tiempo estuvieron dispuestos a apoyar. Haber protestado antes, cojons! y ahora esa pintada no tendría razón de ser. Es una pintada "oportuna" para gente oportunista. Y sobre todo es una pintada interclasista. Es decir TODOS los políticos son hijos de puta. Hasta los míos, los de izquierda. Pues no. Aunque como decían mis viejos "a la vejez viruela". Bueno, nunca es tarde si la dicha es buena. Y no sé si tal vez, también yo, me deje arrastrar por el oportunismo. 

Sí son unos cabrones los políticos, efectivamente. Demasiado tiempo los dejamos solos. A su libre albedrío, a su supuesta generosidad que se les suponía para con nosotros. Ni que fueran héroes ellos y nosotros cobardes. Aunque creo que tal vez, sí. Ponte un blues. A partir de hoy tendremos los "azules". 


12 comentarios:

Miguel Angel dijo...

Oportunismo o no, nunca es tarde si la pintada es buena! Aunque, bien mirado, qué culpa tendrán las putas para tener hijos así. Habría que decir: "Hijos de políticas" (fascistoides, neoliberales, liberales, conservadores, socialdemócratas, y demás...) Eso si suena a insulto feo.
Salu2.

Tomás Rivero dijo...

Hijos de políticas reaccionarias, diría yo, Miguel Ángel. La política siempre es buena. La mala política es la que se hace a espaldas del pueblo. Aunque como digo, el pueblo pone mucho de su parte, para que los políticos le de la espalda.

Salud y Alegría.

Amando García Nuño dijo...

Tanto tiempo los hemos dejado solos, que ahora los que estamos solos somos nosotros, quizá también por nuestra dosis de oportunismo. Solos y desorientados. Por utilizar yo también un refrán, ni muere padre ni cenamos. Un abrazo.

María Socorro Luis dijo...


A la verdad aplausos.

Y unos cuantos besos.

Tomás Rivero dijo...

Pues de acuerdo contigo, Amando. Añadir que lo positivo de todo esto es que por fin tendremos que tomar conciencia de nuestro protagonismo en la sociedad y dejar de hacernos los "longuis".

Saludos.

Tomás Rivero dijo...

Gracias, Soco. Siempre, con crisis o sin ella, nos quedarán los besos. Esperemos que ellos no entren en crisis nunca.

Besos.

Shandy dijo...

Las putas son honradas, se ganan el pan con su trabajo. La mayoría de los políticos no lo son. Pero todos entendemos la pintada.
Incertidumbre, miedo... Damos palos de ciego, no sabemos donde tomar la Bastilla y vamos hacia el desbarrancadero. Culpables todos, sí.Por dejar hacer, por dejar asimilarnos, por acomodarnos... Pero unos más que otros.

Besos oportunos

VICTOR GATO dijo...

Cre que la descripción se queda corta (muy)
Incluso las guerras (las sangrías, las carnicerías) siempre han sido pensadas y preparadas por ellos, los pastores del rebaño. ¿Pero qué cabra se sale?

Hay otro dicho que simpre me gusta mucho: "Hemos puesto a las zorras a cuidar de las gallinas", y hemos sido nosotros, nosotros mismos con nuestra manita...

Un saludo, Tomás.

VICTOR GATO dijo...

"Creo que la descripción...", quería decir.

Tomás Rivero dijo...

Siempre simpaticé con las putas, Shandy. Pero también con los políticos. Durante la dictadura del asesino Franco, nos decían que no nos metiéremos en política. Ni Franco se metía, según él. Era un honor para muchos de nosotros meterse en política por tanto. Aunque evidentemente había motivos más que suficientes, también
para no darle la razón a la "lógica" del asesino.

Besos.

Tomás Rivero dijo...

Victor, se puede hacer todo lo contrario. Exactamente igual que se las puso a cuidar de las gallinas, nos las zampamos. A las zorras. Tan sólo hay que esperar a que tengamos hambre y empecemos a mirar a las zorras con apetito.

Saludos.

VICTOR GATO dijo...

jajaja, siiii