viernes, 12 de abril de 2013

Quiéreme

Aute. A las doce de un medio día que es la mitad de otro.
Otro que es la mitad de todo. 

A ella, claro. Hasta el último temblor.

4 comentarios:

Hostal mi loli dijo...

Me he pasado toda la canción llorando, es que estas cosas del amor se clavan y hacen heridas que duelen jajajjaajaj y ahora me rio, debo estar mal de la cabeza. Besos.

Tomás Rivero dijo...

Llora sin piedad. Y ríe igualmente. Es esa la manera justa de estar locamente cuerda. O viva.

Besos, Lola.

Shandy dijo...

Qué imperativo más dulce y hermoso...

Tomás Rivero dijo...

...permíteme el exceso.