domingo, 12 de octubre de 2014

Cuando ahí afuera aún había patios

Cuando ahí afuera aún había patios
y terrazas que daban a la vida,
una mirada de sol con flores,
hombres con labios dulces
que podían besar con dientes furiosos
y manos que llenaban las horas
de vientos apacibles.
Cuando ahí fuera, digo
no importaba que tuvieras
un dolor importante,
un fracaso estrepitoso,
u otros deslices de la carne.
No importaba
porque siempre había un amigo
con dientes de defensa y labios dulces
que vendría a sacarte de un error,
de ese error con uve de vergüenza
que él no dejaría que cometieras,
porque él nunca permitió
que tu soledad rumiara
un solo de tú con nadie.

4 comentarios:

Shandy dijo...

Hoy los amigos no se cuentan con los dedos de una mano. Se cuentan con tecnología digital por decenas, centenas o millares... Viva la virtualidad.
Patios, terrazas y rúas -"ahí fuera" -donde bulle la vida- quedan pocos, y son difíciles de entrever. Si acaso grandes superficies con aire acondicionado y muchas franquicias.

Nos lo ponen difícil... Pero habelos haylos (amigos)

Decir amigo
es decir juegos,
escuela, calle y niñez.

Decir amigo
no se hace extraño
cuando se tiene
sed de veinte años
y pocas "pelas".
Y el alma sin mediasuelas.


Un beso no devirtuado

Tomás Rivero dijo...

Los amigos, las parejas, la familia, y el resto del vencindario...hoy en día está todo muy malito.. Impera el individuo, ego sum por encima de toda posibilidad de acercamiento. Nos birlaron todo aquello que hacía necesario al amigo, a la novia, a la compañera, al amante, a la suegra, al abuelo y al tío que vivía en Pernambuco. Todo está en entredicho, porque todo está liquidado. A la mierda. Que cada uno se busque la vida como el sistema capitalista le diga u ordene. Y para más inri Joan Manuel Serrat vota al PSOE. Apaga y vámonos. Vámonos por ahí, de Aute, que vota a Izquierda Unida.

Vámonos, barco pirata,
a surcar la libertad
detrás de cada mirada
cuando se mira en el mar.
Vámonos,
que el fin está por medio,
vámonos,
que tocan a degüello,
vámonos,
a ocupar el ahora
antes de que la historia
lo llene con sus cementerios.
Vámonos, junto a los locos
deslumbrados por el sol,
que nos invaden los monstruos
del sueño de la razón.
Vámonos,
no lo pienses más...

Besos de futuro, Shandy.

Hostal mi loli dijo...

Que buenos comentarios los de Shandy y el tuyo.,.... vale, y tus poemasjajjajaja Besos a ambos.

Tomás Rivero dijo...

Gracias por regresar de vez en cuando, Loli.

Besos.