viernes, 11 de marzo de 2011

PROPÓSITO

                               

Obra en un solo -brevísimo- acto


Personajes:
                                   Jose
                                   Tomás

Actores:
                               José Horacio Martos
                               Tomás Rivero Fernández

                                          * * * * * *

Se levanta el telón. Interior. Un día cualquiera. No hay público presenciando la escena.

Jose: .- A ver si me escribes.
Tomás: .- No tengo tu dirección.
Jose (resuelto): .- Apúntala.
Tomás (tras una pausa): .- No tengo bolígrafo.
Jose (gesto de fastidio): .- Es igual. (pausa) Yo no tengo dirección.

Silencio. No hay aplausos. Cae el telón. Siempre cae.



2 comentarios:

Manolo Jiménez dijo...

No tengo, no hay... si buscamos siempre hay, el caso es querer (o poder) buscar y encontrar.

Abrazos.

tomas rivero dijo...

Amigo Manolo es totalmente cierto: querer es poder. Pero fíjate, en ese momento uno de los protagonista vivía de alquiler. Han pasado más de 30 años y ese mismo protagonista sigue viviendo de alquiler. Y el otro no tiene ni pajolera idea de cómo vive: prestado quizás. Prestado al mundo.