domingo, 4 de septiembre de 2011

Regreso

Austero bordón plano
regreso a trópicos callados
abandono esas áreas invadidas
repletas de rutas y defectos
quizás zonas de encuentros
citas y asambleas.
Moléculas y células en simbiosis planean
asaltar los labios
dónde algunos sonidos con alma de ruta
interpretan el blues
de torpes medusas gélidas o lánguidas.
Entonces tú y yo contaremos viejos
que nuestros huesos
(tu calcio mi óxido)
huelen siempre a limo
a boca de sangre
paladar de vainilla y acero.
Al amanecer malvas telas malvas
sobre los frágiles cuerpos
como una salva de cataratas
que trazan líneas blandas y rosas
entre nosotros las calles y los mapas
límites obstáculos
mil enebros dorados o ardiendo
borrados de los bosques por el fuego
para que el dolor de nuestro pecho
no se hiciera agua.
Austero bordón plano
regreso al liquen.

2 comentarios:

Laiseca Estévez dijo...

Austeras tus palabras para recrear el dolor entre el acero y dulce vainilla... bienvenido de nuevo entre la vendimia y el otoño!!! un abrazo fuerte Tomas.

tomas rivero dijo...

Vaga y vacaciones son lo mismo. Yo estoy de acuerdo que te pases un mes de vaga, perdón, de vacaciones. Un beso de bienvenida. Ya hay uvas.

Siempre quiero ser austero en los versos. Me alegra verte-leerte de nuevo.
Un beso.