lunes, 28 de noviembre de 2011

Soy tu nulo

Permanece tu recuerdo en mí
su persistencia
en un reflujo estricto
regresa cada instante
insistiendo en tu ausencia.

Tú no estás sujeta
a nada
te sostiene el aire
obligada a mi no
desdibujada o vaga
gastada
no te debes.
Te impreciso.
Soy tu nulo.

6 comentarios:

Hostal mi loli dijo...

Me da la impresión que con lo de nulo has querido decir cero a la izquierda. Eso es ser mucho, lo peor es ser indiferente. Un beso.

Tomás Rivero dijo...

Loli, me perdí en tu reflexión. No interpretes los poemas, es un truco para entenderlos todos.

Besos.

Tempero dijo...

Una putada amar tan duro para llegar a un poema que nos afirma en una cosa, Tomás: en nuestra precariedad.

Este poema es un dardo.

Abrazos.

Ventana indiscreta dijo...

El amor perdido es como la rumia de las vacas. Contiene tanta celulosa el amor que tardas años en digerirlo para, probablemente, no ser nada.
Pero me dejo de pastos y bucolismos y praderas y me adentro en lo magnífico, o en lo bueno: tu poema, en el Tomás que, seguro, ha amado dejándose el pellejo (y ahora no me vengas con cuentos de que es mentira y de que si pitos y de que si flautas...Porque, de lo contrario no habrías escrito así.

Besos, poeta.

TOMÁS RIVERO dijo...

Muy cierto amigo Tempero.
Sin embargo la precariedad de la que hablas tiene el "problema" de su contrario, en este caso el poema. Quiero decir, que menos mal que pude escribir el poema y "salvé" la precariedad. Lo cual me dio argumentos para volver a ser un equivocado...dentro del poema. Y digo dentro el poema, ya que sin él yo no sería un "precario".

Abrazos.

Tomás Rivero dijo...

Sofía, indiscreta.
El poeta, como algunos periodistas, no revelan sus fuentes de información.

Es más, dar datos sobre el "origen" del poema, su célula primigenia, no es ético, poéticamente hablando. Ni de caballeros.

Y hasta aquí puedo contar. El resto está en el poema. En los poemas.

Un beso, entrañable indiscreta.