jueves, 24 de noviembre de 2011

URBANITA

Una boca ávida de hadas,
ansiosa de muros y pilares.
Una tumba secreta entre las rosas,
esa gota fría de la mañana.
Una ciudad destruida que posee
un tesoro de ojos y de alas.



7 comentarios:

Hostal mi loli dijo...

Es la luna o el sol lo que sale en la foto.? Me encanta la ciudad solitaria de madrugada o amaneciendo, parece que soy la única habitante de ella y me siento poderosa como si toda ella me perteneciera, con este poema se nota que te gusta mucho la ciudad. Un beso.

Hostal mi loli dijo...

Me acabo de dar cuenta que es la luna como voy acelerada tengo que pensar dos veces.Chao.

Tomás Rivero dijo...

Piensa Loli, piensa. Cuatro mejor que tres.

Ventana indiscreta dijo...

Habida cuenta de tu voz...

Tomás Rivero dijo...

Sofía, voy a ir y te voy hacer una foto....ávida, ansiosa, golosa, anhelante...habida cuenta de cómo concretas.

Un beso, entrañable.

Alas dijo...

Me encanta!!!

Un beso, Tomás.

Tomás Rivero dijo...

Perdóname, Alas, pero ese Me encanta!!! tuyo, de repente me ha traslado a mi época de cuando yo era joven, joven y revolucionario, revolucionario. Entonces tenía mi casa llena de papeles con poemas, colgando de las paredes. Mis poetas favoritos.
Perdóname la pedantería y el pretender que mis poemas puedan colgar de tus paredes.

Besos.