sábado, 3 de diciembre de 2011

Aquí vive un alfarero

Aquí vive un alfarero, un hermoso holgazán,
un ave carroñera, un alfeñique,
un hermoso inútil, una luz de las tinieblas;
aquí vive un gran fabulador,
un avispado enclenque, un gigantesco tropel,
un traidor sin escuela,
una estampida de hadas hacia la noche,
un hombre tan sereno como solo,
un mangajón, un cualquiera, un travestido,
una tarde una mañana
una noche azul y otra amarga.

Aquí vive un alfarero por diversos motivos:
porque yo era un negro en una tribu del sur,
un blanco en una tribu del norte,
un gitano en caravana, allá por centro América,
un tú, un yo, un él.
Allá donde iba,
un sonco, un primaveras.




11 comentarios:

Tempero dijo...

Por la palabra SONCO diríase que eres extremeño. Ya sé que lo eres; y medio portugués. Pero gracias a esa palabra tuya de ese poema tuyo tan bello y tan eléctrico he disfrutado leyendo este artículo de Juan Retama y que aquí dejo:

http://www.extremaduraaldia.com/juan-retama/sonco/8141.html


Por cierto, llamarse Juan y apellidarse Retama ya tiene raigambre.

Un abrazo, Tomás.

Hostal mi loli dijo...

¿señor alfarero quiere usted ayudarme a hacer un blog? Un beso.

María Socorro Luis dijo...

Me encanta hacer cacharros. En la escuela los hacía con los chavales, teníamos hasta un horno estupendo.

Abrazo Tomás.

Tomás Rivero dijo...

La palabra no se usa en la zona de donde yo soy, pero tengo un amigo de Mérida y él si la usaba. Nunca nos pusimos de acuerdo con el significado.

Está muy bien contado por Juan Retama ese artículo sobre su hijo Currito. Es muy pedagógico para poder entender, más que el significado de la palabra sonco, entender cómo son las personas con unas características determinadas, que muy bien pudieran ser soncos, o no.

Un abrazo.

Tomás Rivero dijo...

Soco, yo que he sido un niño "rarito": no me gustaba jugar con ellos. Eran muy brutos y muy peleones.
Así que me pasaba las horas sentado en la alfarería de mi pueblo, viendo como daba formas al barro aquel alfarero, aquel hombre que era muy, muy pobre. Casi un indigente. Y yo no lo entendía.
La belleza y la riqueza no iban juntas. No van juntas. Debe ser condición infranqueable de la belleza.

Un beso, Soco.

Tomás Rivero dijo...

Loli, Para qué quieres un blog?

La mejor manera de aprender es haciéndolo tú.

Si es para lo que me imagino, lo difícil no es el blog, es la gente a su alrededor.

Estoy por el sur, buscando a Mery Caos, cuando regrese, ya hablamos. Pero pero el blog no.

Besos.

Hostal mi loli dijo...

Tomás me lo está haciendo mi sobrina y quiero que estemos todos los que nos conocemos y muchos más que puedan venir. Besos.

Tomás Rivero dijo...

Ya me he ido allí y lo he visto. y lo tengo "enlazao" como si fuera un caballo.
Nada como una buena sobrina.
Por que tu sobrino se nos mosqueó a la primera.

Un beso y suerte en el proyecto.

Cada día eres más guapa. Por dentro ni te cuento, que rima.

Lokdos dijo...

y que es sonco Tomàs?

Tomás Rivero dijo...

Nuestro amigo Tempero nos dejaba un artículo de Juan Retama:

http://www.extremaduraaldia.com/juan-retama/sonco/8141.html

De todas maneras, y como verás, seguimos sin ponernos de acuerdo, sobre el significado. Más pareciera un comportamiento, una manera de ser, que un defecto, o una virtud. Sonco es un todo. O un nada.

Un beso Marcela.

Lokdos dijo...

Ahì pude entrar a leer la nota.

Concluyo: acà en Argentina puede que sea un virus, o el deporte nacional...

Besos muchos Tomàs!