lunes, 13 de febrero de 2012

Sonny Boy Williamson - 1964 - Bye Bye Bird

Este si es un blues. Así se tenía que escuchar el blues:
Sentados. Y formales. Y emocionados.


4 comentarios:

Íntimo fárrago dijo...

Alucinante. Recursos mínimos, exquisita música.

Besos,

Nená

Tomás Rivero dijo...

Es que los pobres se apañaban con poco. Escasos de recursos.

Ahora estamos a punto de tocar la belleza gracias a la miseria total que va a invadirnos.

Besos, Nená.

Shandy dijo...

Un blues tan elegante y bien cortado como la chaqueta del armoricista. Parece que se la hubiera diseñado Mondrian.

(En la pobreza hay dignidad. En la miseria no)

TOMÁS RIVERO dijo...

Leches, Mondrian. Tienes toda la razón. La miré y no sabía qué.

Pobreza y miseria. Y dignidad. Veremos quien hace ese dibujo de líneas fronterizas y demuestra sus agallas. Su no universal. Su sí categórico. Veremos.