viernes, 9 de marzo de 2012

Pérdidas

Ya no poseo aquella belleza fea y salvaje
que me hacía necesario.
He perdido el encanto de potros y jaras
que me hacia incontestable.
Estoy lacio como hoja de lechuga muerta
y mastico las flácidas horas del feliz desenlace.

Ya no robo libros de sobrias librerías
ni busco músicas más allá de los altares.
Ya perdí la elegancia
la altiva majestad
de despojar vinilos elepés
de peligrosas tiendas diáfanas.
Hacer aquí algo hoy resulta peligroso.


Todo está bajo sospecha
aquí no se fía nadie de sus zapatos
y mira a sus espaldas
si es él el amigo aquel que le persigue.


Sabemos que siempre será tarde
para pagar tanta deuda.
Me han dejado solo
aquellos cobardes
que antaño fueron héroes
y que entonces estaban valientes
por que eramos muchos
en las calles y plazas
y detrás de las puertas.


Desde esta desolación
me subo a las terrazas
desde ellas veo caimanes
abrazándose a pupitres
que van tomando tierra.


El cielo se cubre de caínes
manzanas y cebollas
de senos y chisteras
culebras encendidas
y una mácula impura
de nombres negros
mortales
con azogue de vulgo.


12 comentarios:

Íntimo fárrago dijo...

Ahora posees la belleza de puntas abiertas, esa que te hace distinto del feo, serenamente extraño; llevas la rabia que rasga las venas y sube y baja y tú ni te enteras, porque su rojo ya es suyo y tú no le mandas. Ahora ya miras desde las terrazas las sombras que ves traidoras, pero tus venas llaman a filas, y sabes que te aguardan. No hay una sola lucha –hay muchas- por la que prenderse en una tea, por muy pura que sea, y por muy convencido que estés. Una de tus canas vale más que todos esos caimanes y culebras, y si me apuras, más que ese puño levantado -el poeta me perdone-. Ánimo al hombre, que es el que realmente importa.

Beso,

Nená

TOMÁS RIVERO dijo...

Nena, me quieres mucho y eres condescendiente con el hombre. Y yo prefiero ser poeta mil veces antes que hombre.
Aunque sé que en el fondo de tus palabras hay algo de verdad.

Un montón de besos.

Paloma Corrales dijo...

Se reparten el poema la frustración y la nostalgia. Pero creo que el comentario de Nená no te va a dejar languidecer. Qué bonito.

"Uno sólo es lo que es y anda siempre con lo puesto", Serrat dixit.

Un beso, Tomás.

TOMÁS RIVERO dijo...

Paloma me ha encantado el comentario de Nená, es verdad.

Uno anda siempre con lo puesto y yo soy frustración y nostalgia. Mala leche y ternura. Eso me dijeron.

Un beso.

Íntimo fárrago dijo...

Tomás, no es que te quiera mucho o poco, es tan sencillo como que en el corazón de las personas hay tibieza, y en el de los poetas verbos, muchos verbos.
Y sabes muy bien que en el fondo de mis palabras hay mucha verdad.
Yo prefiero ser persona -con lo que implica eso, -que no es nada sencillo- antes que ser poeta. Pero eso tú lo sabes de sobra.


Un montón de besos y arrimo otra palada al montón,


Nená

Hostal mi loli dijo...

Y yo como buena urraca me llevo a mi Nido este poema brillante. Un beso.

TOMÁS RIVERO dijo...

Paladas de besos para ti y para mí, Nená.
Debería el poeta y el hombre, o la mujer, mezclarse en conjunción con tibieza y verbo, debería.

Más besos, para ti.

Tomás Rivero dijo...

Loli, tú acarrea para casa. Venga, que hay sequía.

Besos.

Eloy Sánchez Guallart dijo...

Tocado y hundido. Así me dejas.

Tomás Rivero dijo...

Eloy, ánimo. Luego subo un poema de amor y fantasía y todo volverá a la normalidad de aquellos derrotados con ínfulas de seres inmortales.

Un abrazo.

Eva R. Picazo dijo...

Así es Tomás Rivero?
es una pregunta sin respuesta

besos

Eva

Tomás Rivero dijo...

Más o menos. Es una cuestión de carácter. Y otras de supervivencia.

Eva, besos.