martes, 8 de mayo de 2012

VÍNCULO

Después de anexionarme partes importantes
de tu geográfico abdomen
crucifiqué
tal como ordena Vallejo
tu cuerpo entre mis labios
ofrendándote los besos de mi boca
que como espinas fueron dando ejemplo
para escarmiento
de otros besos curvados:
su victimario vía crucis.

8 comentarios:

Isolda dijo...

No sé qué decir, me impresiona tanto o más que uno del propio Vallejo. Es magnífico, Tomás, brillante.
Besos, muchos.

Hostal mi loli dijo...

Eso si es un Vínculo como Dios manda. Besos.

Tomás Rivero dijo...

Gracias, Isolda. Comparme con el "cholo" es un honor que evidentemente no merezco.

Gracias. Besos todos.

Tomás Rivero dijo...

Loli, no te fíes de dios. Es de derechas.

Un beso.

Shandy dijo...

Caramba, Rivero, nunca había concebido un Viacrucis tan placentero para la víctima y el victimario!
Paradojas de la poesía y de un buen Poema-Vínculo.

Pues eros y amén para ambos crucificados. Y besos
de norte a sur, perpendiculares.

eloy dijo...

Bien, Tomás, me ha gustado mucho y por eso te lo digo.

Tomás Rivero dijo...

Caramba, Shandy, usted sabe que en cuestiones de amor se establece un pacto de placer mutuo, entre la victima y el victimario, donde evidentemente ambos ejercen uno del otro: ambos son victimas y ambos victimarios. El resultado de ese vía crucis, no pienso describirlo. Pero las heridas son hermosas.

Eros y amen, totalmente perpendicular al placer curvado, de norte a sur.

Tomás Rivero dijo...

Eloy, gracias por tus palabras, que aunque sean breve, sé que te gustó el poema, de este poeta deslavazado.

Un saludo.