lunes, 1 de abril de 2013

Victoria

Tal vez en un día como hoy no fuimos derrotados.
Tal vez la victoria fue nuestra.
Tal vez siempre salimos victoriosos.
Tal vez nunca se pierden las batallas.
Tal vez cautivos y desarmados
hasta ahora no tuvimos
una buena batalla que mereciera la pena ganar.




4 comentarios:

Hostal mi loli dijo...

Ya nos cautivaron y nos desarmaron, y lo siguen haciendo cada día, no cesan ¿ hasta cuando? Hay que encontrar los hilos que nos manejan y cortarlos ....entre todos. Besos, Tomás.

Tomás Rivero dijo...

En ese "entre todos" estamos desde hace tiempo. Paciencia.

Besos.

Shandy dijo...

Para los estrategas, para los políticos, para los historiadores, todo está claro: hemos perdido la guerra. Pero humanamente, no estoy tan seguro…

Esto pensaba Machado.

Seguimos en otra guerra. Y las armas que utilizan son distintas. Qué armas deberíamos usar "entre todos"? ¿Tal vez otras distintas?

Besos

Tomás Rivero dijo...

Tijeras de podar. Cuchillos de cortar. Agujas de coser. Hachas. Mazas. Un clavo(para dar en él). Un compás. Regla de medir. Una modista. Un diseñador. Un leñador. Dos albañiles. Un par de alfareros. Tres herreros. Un amanuense. Dos o tres labriegos. Ningún poeta. Un carpintero. Un trozo de alambre. Un trozo de corcho corriente arriba. Una mirada. Un hilo de seda cruzando la noche. Una almazara. Y parase en una esquina. O contar piedras.

Besos.