jueves, 30 de mayo de 2013

Frontera

Al llegar a los huertos
la luz se transforma
y el color del cielo azul
es malva.
En aquellos campos regados
el agua lo endulza todo,
se oye también como crece
el canto de pájaros eternos.

En aquellos pasillos verdes
el amor se excede y gravita.
Y al traspasar la frontera,
a uno y otro lado,
la luz,
introduciendo las manos
entre frutos y flores,
achicaba los mapas
y había países
que dejaban de serlo.


8 comentarios:

Ricardo/águia_livre dijo...

Bom dia ... bom fim de semana

Bonito poema. Gostei de ler. Parabéns.
.
Gostava que visitassem e, querendo, se fizessem seguidos/as. Fica o meu Obrigado.
.
http://coisasdeumavida172.blogspot.pt/

http://pensamentosedevaneiosdoaguialivre.blogspot.pt/

Poti dijo...

Yo no creo que mi patria termine con la frontera,pero es seguro que a los hombres nos separan con banderas.

Un abrazo.

Shandy dijo...

La luz
achicaba los mapas
y había países
que dejaban de serlo.

Tras la descripción de tu Frontera, se me antoja ver una tierra lejana y exótica, un verde paraíso de luz y agua que sólo puede ser imaginado. Y sin embargo el bosque de la foto, de verdes pasillos, me resulta bien próximo.

Besos desde mis verdes paraísos.

Tomás Rivero dijo...

Comparto contigo lo de las patrias, su nulidad. El poema defiende la belleza del paisaje imponiéndose a todas las fronteras.

Yo no tengo banderas. Pero sí es cierto que nos separan, o Nos quieren separar siempre con banderas.

Un abrazo. Poti.

Tomás Rivero dijo...

Los verdes paraísos, los tenemos muy cerca y a veces nos pasan desapercibidos. La tierra de mi Frontera es una ensoñación, es casi exótica, o quimera..

Sin embargo, como tú dices hay verdes pasillos próximos que podemos tocar, casi sentir su palpitar en nuestros pies cuando pisamos la tierra, cuando nos adentramos en esos pasillos verdes y respiramos su agua.

Besos desde mi Frontera, Shandy.

afercan dijo...

Yo tampoco creo en fronteras pero las hemos sufrido muy cerca. Para nuestra desgracia, y la de much@s otr@s...EXISTEN. Sólo nuestra imaginación y nuestros deseos pueden eliminarlas. El poema me gusta. No dejes nunca de escribir. Ojalá yo supiese!!!! Un abrazo

afercan dijo...

Yo tampoco creo en fronteras pero las hemos sufrido muy cerca. Para nuestra desgracia, y la de much@s otr@s...EXISTEN. Sólo nuestra imaginación y nuestros deseos pueden eliminarlas. El poema me gusta. No dejes nunca de escribir. Ojalá yo supiese!!!! Un abrazo

Tomás Rivero dijo...

Un saludo, afercan.

Desde estos "folios grapados" siempre intento eliminar fronteras, como tu dices, con un poco de imaginación y un puñado de deseos.
No te preocupes, yo tampoco soy un poeta como para tirar cohetes, escribo para no acumular defectos. Otros lo hacen para ser famosos, últimamente tiene mucha "salida" esta profesión.

Un abrazo, afercan.