lunes, 17 de junio de 2013

Dónde Amar lleva tu nombre: un poema de Pepa Barrios

Pepa Barrios dice que no es poeta. De vez en cuando lo es.
Al igual que este blog de vez en cuando hace excepciones y
deja de ser egoísta.
A Pepa tan sólo le falta tiempo, "un tiempo de motivos" para
construir un poemario y demostrar al mundo que puede. Su
"humildad poética" dejará un día de estos de serlo y cuando
se suelte, se destrenzará de versos. Aviso.


Donde Amar lleva tu nombre

Quise ser mujer de Gauguin
corales y bambú
india de piel canela
pies descalzos
y una flor prendida en el pelo.

Quise ser mujer de Modigliani
en la transparencia del cuerpo frágil y desnudo
en la blancura de las nalgas y los pechos
Y ensimismarme
pensarme para dentro.

Quise ser
bailarina de Degas
solitaria lectora de Edward Hopper
y tal vez quise ser
mujer etérea de Tamara de Lempicka
Tal vez quise...

Ahora quiero ser
india en ti
piel canela
pies descalzos
cuerpo frágil y desnudo
blancura de nalgas y pechos.

Ahora
quiero ser la mujer que tú nombras
tierra sementada, germinada,
ablandada por el agua que procuras
para empreñarme de ti y tatuarme en tu piel
para que cinceles con tu boca cada parte de mí
y con tus manos
-metal pesado-
moldees todas mis esquinas

Y con tiempo lento, amor,
recorras mis cuartos interiores
donde amar lleva tu nombre.

4 comentarios:

Hostal mi loli dijo...

PEPA BARRIOS!!!! POETA GENIAL, OLÉ Y OLÉ. Ese poemario de PEPA será un éxito, seguro. Besos a Pepa y a ti.

Tomás Rivero dijo...

¿Olé y Olé? Arsa.
Besos a la animosa doctora y a la eufórica Lola.

Pepa dijo...

Dice el amigo Curiel:

Lo más extraño del poema es la sangre
de las palabras,y más extraño aún
que las palabras mismas, la poesía,
que no quiere ¡Ni por Judas!
habitarlo.
M. A. Curiel, Diario de la luz

Pues eso es lo que ocurre! Que la poesía es extraña. Está ahí, la ves, la sientes, la respiras... pero se resiste a latir en el poema.

Gracias, Tomás, por dejar este poema y por las palabras que lo introducen. Y por la confianza que Lola y tú ponéis en mí.

Besos a los dos

Tomás Rivero dijo...

De nada, Pepa.

Te dejo un enlace. Es de El lado oscuro del corazón, película muy socorrida, hasta casi rozar el cansancio. Es muy socorrido recurrir a ella. Es tan grande esta película...

Aunque creo que tú sabes del oficio de ser poeta. Lo he comprobado a través de tus textos, sobre todo los inéditos, esos que se escriben para no ser leídos, por casi nadie. En ellos, estás.

Besos.

http://youtu.be/J7MilDEFDBM