sábado, 15 de junio de 2013

Vario y Dispar

Sed de amor

Tanto fue el cántaro a la fuente 
que al final no volvió.

Dicen algunos que se enamoro de ella,
y que un día se les vio de la mano
abandonando las calles de la ciudad.

----------------------

Mecánica dialéctica

El mecanismo que hace que un teléfono funcione
siempre es la mano que al otro lado descuelga.

----------------------

Espionaje

Si el silicio recuerda,
¿qué es lo que no se le dijo?

----------------------

Devastación interior

Los bordes de la ruina
siempre están próximos,
las escombreras un poco más lejos.
El final se aproxima cuando las lindes,
entre ambas, aquí y allá, empiezan a fundirse.

2 comentarios:

Hostal mi loli dijo...

Me han encantado estas pequeñas joyas de palabras. Besos.


Tomás Rivero dijo...

Joyas? Busco prenderlas en un collar, a lo mejor incluso hasta me lo compra un joyero.

Besos, Lola.