domingo, 20 de marzo de 2011

los maniquís descalzos

Añadir leyenda

6 comentarios:

Sofía Serra Giráldez dijo...

Tu vientre de húmedos pastos
triscan animales salvajes
afuera es de día y cantan los mirlos.

Ayer lo leí, me impresionó algo más que otros, pero todos me gustan. El libro entero, y el otro.
Un beso
(tus dos poemas anteriores son hermosísimos...ésta, que en sí es una palabra para mí al menos llena, en este caso se queda hueca)

tomas rivero dijo...

Sofía,"Quedan inmóviles pendientes", bajo mi punto de vista, es un poemario un tanto "desagradecido", de esos que nunca te dan las gracias. Me siento "raro" con esos poemas.

Sofía Serra Giráldez dijo...

La mayoría de las veces el autor no sabe mirar en su propia obra, o mejor, su visión es distinta, como debe ser, como es lógico que sea.
Una obra no termina de hacerse hasta que no es vista por "el otro".
Aparte, comprendo lo que dices..a mí no es que me pase con uno, es que me pasa con todos una vez que los dejo hechos...pero es que creo que eso es lo suyo...¿acaso se tienen hijos para que le agradezcan a uno/a?
"Quedan inmóviles pendientes", su título lo dice todo, por otro lado.
A mí me ha gustado mucho, si de algo te sirve.

tomas rivero dijo...

La verdad es que no sé exactamente para qué sirve la poesía. Su papel en la vida es harto dudoso. Aún no he entendido cómo llevarla conmigo por las calles en este deambular, entre lo cotidiano y lo culinario.
Creo que hay tantos poetas diciendo, que no sé a qué se debe. Me abruma. Tal vez sea un movimiento que dentro de mil años repercuta en la economía, en la política, de lo contrario no entiendo para qué tantos poetas en 2001.

Sofía Serra Giráldez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
tomas rivero dijo...

Si dice el poeta que estamos en 2001, tal vez no estemos en 2011. Tanto convencionalismo, tantas parcelas: meses, semanas, días,horas, minutos, segundos...Nos va a pasar algo cualquier día.

Barbaridad, para poder ver el canto de un grillo.