lunes, 4 de abril de 2011

EL LECTOR























Cuando salir a la luz
era un peligro para el poema
o cuando el poema mismo
amaba la oscuridad
y en ella tenía el valor suficiente
para anidar pudor
el su miedo
eterno siempre
en la mirada
del pertinaz lector.

4 comentarios:

jorge dijo...

bien escaso, el lector.

tomas rivero dijo...

Estudian. Sacan carreras. Se especializan. Y ya quedaron saturados de lecturas. Durante todo ese tiempo de estudios les enseñaron que no deberían leer más en su vida. Son los nuevos analfabetos. Muy peligrosos estos nuevos "ignorantes": presumen de no querer leer. Y te hacen una apología sobre la felicidad.

Un saludo Jorge.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Yo creo que no leyeron, Tomás, simplemente no "leyeron" ( y no debería ir entre comillas). Nadie los enseñó y ellos, una mayoría, no se molestaron en aprender a leer cuando lo han tenido más fácil que...que tantos.
Tu poema, incisivo se clava como un dardo..desde el punto de vista de escritora de alguno te lo digo..ES VERDAD lo que dices, es Verdad.
Un beso

tomas rivero dijo...

Así es Sofía. Estamos de acuerdo. Sin comillas casi mejor.
Un besazo.