viernes, 8 de abril de 2011

MOLDE



Dime ¡Oh tú, cántaro que del barro vienes
si en la greda tengo mancha esperando,
una humedad de hueco que me envuelva;
agua, ¿tendré agua que me sumerja?
sed y sombra, frescor
relajamiento,
¿estaré confortable?
Yo que ahora vivo en el desierto,
¿seré dentro de mi molde una palmera?

1 comentario:

Sofía Serra Giráldez dijo...

qué barbaridad, qué belleza, qué inteligencia...
Aparte, me ha recordado alguna que otra fotografía a un cántaro de barro que todos los días llenaba de agua para que las palomas bebieran en ella, cuando el campo se convertía en exacto desierto durante los días de verano..fotografías hechas al compás de la escritura de "la presencia por la ausencia".
¿sabes? también regaba palmeras sembradas desde dátiles. Serás dentro de tu molde lo que quieras. Se bebe de lo que se siembra y tú has estado sembrado durante treinta años dones. DONES.

Un beso, Tomás.