domingo, 19 de junio de 2011

JAZZ Y POEMAS / poema

Todo eso que sucede
en el lugar que yo no estoy
eso es lo que persigo
esa ausencia es lo que soy.
Tengo algo que tú sufres
a millones de hombres de mí
o a millones de mujeres de mí.
Y mi dolor no nos pertenece.
Cuando la distancia se mide
la distancia ensordece.
Todo lo que te sucede a ti
me pertenece.

14 comentarios:

Sarco Lange dijo...

El dolor sólo le pertenece al que sabe bien cómo sufrir.

Abrz.

TriniReina dijo...

"Si la distancia ensordece", qué erosión no nos causará la ausencia...

Saludos

Anónimo dijo...

Al final el otro es yo.Un abrazo.Loli.

Carmen dijo...

un hermoso poema éste Tomás

Estoy en la busca de un libro de Dorin Popa, es complicado pero estoy en ello. Te dejo un poema suyo



Historia de amor

(siempre te elijo)

cuando me derrumbaba, creía elevarme
enfermo estaba, hechizado estaba por mis confines
una voz de mi interior - extrana a mí - balbuceaba
que dentro significa fuera y fuera está
mucho, mucho más adentro
luego, te vislumbré por primera vez, mucho después
de haberte estrechado profundamente en brazos
mi memoria te ha elegido y yo siempre te elijo
cada segundo me descubro vivo dentro de ti,
sin embargo me alejaré, para no perderte



buenos días

pluvisca dijo...

La distancia está en nuestro interior muchas veces, y el dolor nos come a pesar de poder tener a la persona a medio metro...

Saludos

tomas rivero dijo...

Sarco, saber mal cómo sufrir, ¿evitaría el dolor?
Tal vez sería otro dolor. Y un buen dolor en manos de un buen sufridor ¿qué nos diría? ¿Que el dolor es digno? ¿que nos lo merecemos, tal vez?

Saludos.

tomas rivero dijo...

Trini, el vacío del otro es necesario siempre. Como lo es su necesidad. La necesidad del otro siempre se mueve dentro de nosotros acompañando al resto de líquidos que conforman una buena digestión. Y una buena contradicción. El otro al amarnos, nos está matando. Decía el escritor M. Vicent, que si dejáramos de respirar seríamos eternos. El oxigeno nos da la vida, pero al oxidarse dentro de nosotros nos quema. Lo que nos mata nos da la vida.
Un beso. Me gusta verte por aquí.

tomas rivero dijo...

Es cierto Loli, el otro siempre es yo. Lo decía Octavio Paz en un poema hermoso: "Yo que no soy si los demás no son."
Un beso.

tomas rivero dijo...

Publisca, siempre he creído que las personas existen en la medida de aquello que representan, de su pasado, su acerbo, la cultura de la que provienen. Cada uno de nosotros tenemos una belleza única. Esto nos debe hacer humildes, ya que los demás, todos los demás, tienen una belleza que nosotros no tenemos. Siempre estaremos en minoría ante todos ellos. El otro que está a medio metro siempre será importante, pero los otros también. ¿Qué amas del otro cuando amas? Y también: ¿hay un amor independiente al ser amado? quiero decir, se le ama por encima de él mismo, de lo que como amante representa?
Besos.

tomas rivero dijo...

Carmen, perdona pero tu comentario se quedó perdido durante un día. Lo siento.

Espero que encuentres ese libro de Popa. Creo que ya hablamos de él, y no he leído nada suyo.

El poema que me dejas de él, de alguna manera dice eso que yo siempre digo, que el amor a veces es algo que existe independiente de los amantes. Cuesta trabajo poder demostrarlo.

Besos.

Carmen dijo...

de nada, ha llegado despacio, pero ha llegado

cuesta trabajo poder demostrarlo porque se mezclan los conceptos

a veces el amor existe independientemente de los amantes pero ¿cómo se guarda el equilibrio en esa finísima cuerda del seguir siendo si los demás no son? según tú, y yo estoy de acuerdo, uno no puede ser si el otro no es, así que cuando ocurre esto uno se estrella con el muro del vacío como el funambulista acaba estrellándose si pierde el equilibrio

pero en el amor no hay red como en el circo

en el poema de Dorin Popa él se aleja para mantener intacto el amor, para que no se degrade, para que permanezca hermoso

pero no es lo mismo amar que mantener una relación amorosa, aquí si uno se aleja, deja de ser, por tanto, no hay relación


y ahora puedes rematar con tu cita recurrente de Pavese

besos

tomas rivero dijo...

La cita recurrente de Pavese, la alegría que no se comparte.

Carmen, ¿quién tiene que guardar equilibrio? El amor no, desde luego. Los amantes que se quiebren en ese equilibrio. Creo que nunca hay equilibrio como sinónimo de estabilidad entre los amantes. Hay desasosiego. Que aprendan a morir. Si el otro no es contigo, más tú si eres con él y te deja, y te está dejando ¿no está siendo de alguna manera generoso? Amar a alguien contra su voluntad, también requiere una capacidad de acercamiento a los otros muchos. Reducir el amor a una sola persona, es negar “los otros” amores que los demás tienen. La exclusividad del amor.

Mas no hay reglas. Ni siquiera lo que acabo de decir es válido. Todo y nada. Sin red por favor, sin red. Se ama para mantener una relación “tan amorosa” como sea posible. Hay que tocarse.
Y el amor platónico, para sublimar el amor a esferas de la creación artística, está muy bien. “Para ser, querer siendo”, no.
Beso.

Carmen dijo...

totalmente de acuerdo en lo que acabas de decir en tu último párrafo...Ni siquiera todo lo que acabo de decir es válido

Que hay que tocarse siempre lo he tenido clarísimo, incluso antes de tocar al que desea que nos toquemos, prefiriendo esa clase de querer a lo platónico, sabiendo yo que es imposible

pero también tengo clarísimo que no uso red

llegado a este punto ¿qué coño se hace?

ese "para ser, querer siendo" no puede ser
ese amor platónico para sublimar el amor a esferas de creación artística dejó de serlo de algún modo y ahora...¿en qué estado queda?


por eso, repito, llegado a este punto ¿qué coño se hace?

ná, no se hace ná

por eso...ni siquiera todo lo que acabo de decir es válido


y te digo yo como te decían el otro día por aquí ...no hace falta que publiques esto Tomás

un beso

buenos días

Hostal mi loli dijo...

El amor platónico es el amor de los poetas.Beso.